Crecimiento de la productividad

En lugar de que se vaya cerrando la brecha del ingreso per cápita entre países desarrollados y en vías de desarrollo, ésta se ha venido ampliando en las últimas décadas.

En lugar de que se vaya cerrando la brecha del ingreso per cápita entre países desarrollados y en vías de desarrollo, ésta se ha venido ampliando en las últimas décadas. Esto quiere decir de manera sencilla que el crecimiento de la productividad en los países en desarrollo (incluido Colombia) ha sido más bajo que el de países desarrollados (como Estados Unidos).

Pero ¿qué se entiende por productividad? La capacidad de generar valor combinando los factores productivos. Un crecimiento del 1% de la productividad quiere decir que con la misma cantidad de factores productivos se ha producido 1% más del producto final. Para que ello haya podido suceder, muy probablemente ha habido alguna innovación.

Otra posible fuente de crecimiento en la productividad puede provenir de las economías de escala, que se generan en algunas actividades cuando se pasa de producir de manera atomizada a hacerlo a gran escala.

El libro La era de la productividad, editado por Carmen Pagés del BID en 2010, es una excelente revisión del problema de la baja productividad en países como Colombia. Profundiza en sus posibles causas y explora múltiples soluciones para superar los cuellos de botella.

Desde tener una economía más abierta, contar con mejor infraestructura de vías, puertos, y aeropuertos; mayor presupuesto dedicado a la innovación; mejor personal capacitado; menos sobrecargas al trabajo; un sistema tributario más sencillo y transparente y sin tantas excepciones que permita disminuir la informalidad, y acceso al crédito de la mayor parte de la población son algunas de las acciones a emprender para que la productividad crezca.

Sin embargo, nada de lo anterior se hace tan fácilmente porque la economía política en la democracia requiere de coaliciones de fuerzas para sacar adelante las reformas. El Gobierno actual, con más del 80% de popularidad, tiene el cuarto de hora que debería aprovechar para que el país pueda dar el salto de productividad.

 

últimas noticias

En defensa de Ser Pilo Paga

Sección: 
Opinión

Días de bautizo

Miedo a lo diferente

Ser Pilo Paga: crónica de una muerte anunciada

El encanto de las soluciones fáciles