Gracias al “Fiscal de los Niños”

SIN PRECEDENTES EL EX FISCAL GEneral Mario Iguarán termina su período con justos reconocimientos nacionales e internacionales.

Además de conformar un equipo de seres humanos maravillosos y de excelentes condiciones profesionales, en las Fiscalías Regionales y Especializadas, en el CTI y Medicina Legal, logró que la Fiscalía ganara credibilidad entre la opinión, condición fundamental del servicio público, especialmente para quienes tienen la función sagrada de impartir justicia.

Supo responder al desafío que el Estado y la sociedad le impusimos al decidir actuar, para desmantelar el llamado paramilitarismo y su perversa relación con algunos sectores políticos y sociales. Aplicó un nuevo sistema judicial y modernizó la Fiscalía. Buscó y entregó los restos de cientos de seres humanos asesinados desde hace años e ignorados por décadas. Por esta labor, Colombia hoy es reconocida por organismos internacionales de Derechos Humanos.

Pero como nunca antes, los niños y el derecho que les asiste a que se haga justicia cuando les son violados sus derechos lograron ser un asunto prevalente en la agenda del país y de la justicia. Y eso fue posible gracias al fiscal Iguarán. Por eso se ganó el título y pasa a la historia como el “Fiscal de los Niños”, así lo vemos quienes por años hemos trabajado por ellos y sus derechos. Un jurista de las calidades y prestancia de Mario Iguarán y ostentando el cargo de Fiscal General, no dudó desde hace años acompañar a un grupo de soñadores que le propusimos presentar la prisión perpetua mediante acto legislativo. Y finalmente cuando decidimos convocar el referendo de iniciativa popular, no dudó tampoco en formar parte del comité promotor.

En medio de su apretada agenda, el Fiscal General asistió a todos y cada uno de los eventos importantes del referendo, causándole de paso a su amable equipo de seguridad particulares dificultades. Escuchamos intervenciones suyas llenas de sensibilidad y sabiduría jurídica, cuando se refería a los niños y sus derechos. Recogió firmas en las calles de varias ciudades. Fue en la Fiscalía donde se presentó el comité promotor. Logró que los jugadores de los equipos de fútbol profesional portaran las camisetas del referendo.

Junto al ex procurador Edgardo Maya, otro mecenas del referendo, cargó cajas con las firmas del mismo. Siempre estuvo dispuesto a escuchar con sencillez a la más humilde madre, que acudía en su ayuda para lograr justicia, porque su hijo o hija había sido víctima de alguna atrocidad. Lección de vida que deberían aprender muchos servidores públicos, que el cargo los transforma en groseros, indolentes y prepotentes seres humanos.

Gracias a Mario Iguarán, el “Fiscal de los Niños, logramos iniciar la más importante y profunda transformación social en Colombia; la que está a punto de concretarse cuando votemos el referendo de prisión perpetua. Ya anunció que continuará con la camiseta de los niños, para que logremos los 10 millones de votos que nos hemos propuesto. Por todo eso siempre se le reconocerá. Y lo más importante, los niños y niñas de Colombia siempre se lo agradecerán.

* Vocera del Comité Promotor del Referendo de Prisión Perpetua.

 

últimas noticias

Buscando visa para un sueño

Sección: 
Opinión

Falta claridad sobre el presupuesto nacional

Cianuro espumoso

Duelo, rituales y solidaridades

Modelo o búnker