Por: Carolina Botero Cabrera

Jamón serrano made in China

China entrará a competir con España en el mercado del jamón serrano. No sólo consiguieron "copiar" el producto, es posible que los fabricantes españoles les hayan dado las claves cuando, hace un par de años, abrieron sus fábricas a una inspección requerida para exportar al gigante asiático.

La inspección pudo agilizar el resultado, pero sabemos que en gastronómica el proceso de copia es normal, y con el tiempo muchas veces deriva en cambios y localizaciones de sus procesos. Así, la olla podrida española se llama sancocho en Colombia. La cocina muestra procesos de desarrollo evolutivo interesantísimos que en un mundo globalizado seguramente se incrementan exponencialmente. Piensen en tacos o arroz chino.

Jamón serrano, como champaña o queso parmesano, son denominaciones de origen, productos de una cierta región geográfica cuya calidad, reputación y características se asocian “exclusivamente” con ese sitio y por eso pueden indicarlo “exclusivamente” como parte de su marca. Sin embargo, esa idea de control exclusivo detrás de la propiedad intelectual ha significado que en las últimas normas sobre el tema, como el tratado internacional antifalsificación (ACTA), se busque la observancia legal para evitar que productos fuera de los límites geográficos usen dichas denominaciones, para controlar sus falsificaciones, pero además pretenden evitar “imitaciones” (como el queso “tipo” parmesano que consumimos en Colombia), las que de otra forma serían legítimas siempre que no confundan al consumidor sobre su origen.

China amenaza con una actividad capitalista que atemoriza, pero, si la idea detrás de la denominación es darle valor agregado al producto y diferenciarlo a ojos de su clientela, justificando incluso un mayor costo por estar asociado con procesos artesanales, en la lógica del mercado ¿no basta con eso? Interesante sería recuperar otras discusiones como la de la seguridad alimentaria, la necesidad de recordar que la globalización acentúa la importancia de lo local, pensar en todo el ecosistema y no sólo en condenar la copia.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Predicciones de año nuevo

Comienza sequía de dominio público en Colombia

Bloqueos de internet por apuestas ilegales