En el amor, ¡no todos los perros muerden!

¿Por qué tantos buscan el amor pero no lo encuentran? Quizás piensas que se debe a la escasez de prospectos solteros o solteras disponibles, o tal vez opinas que ya no quedan buenos partidos, o a lo mejor crees que la gente es muy exigente y por eso no haya una pareja. Es cierto que lo mencionado puede obstaculizar la búsqueda del amor; sin embargo, una de las razones principales por la que hay tanta gente sola es, irónicamente, ¡porque tiene miedo a amar!

Si en el pasado tuviste una experiencia amorosa que te hirió profundamente, sin dudas, hoy tienes pavor de volver a enamorarte. Por eso, consciente o inconscientemente, alejas a quien se acerca. Es como cuando alguien es mordido por un perro: queda traumatizado y al acercarse otro perro, aunque el animal muestre ser amigable, cariñoso e indefenso, ese trauma es difícil de superar. Así pasa en el amor. Las personas creen que, si alguien los lastimó el resto también lo hará.

Lo interesante es que, aun los que tienen terror al amor y dicen: “No me vuelvo a enamorar”, como quiera, desearían enamorarse locamente. El problema es que asocian el sentimiento sublime del amor con dolor. ¡Qué error! ¿Quién dijo que el amor es sufrimiento? El amor es puro e inocente, !no duele! Sólo hiere cuando la persona que amas te lo retira. Y eso es un riesgo que todo el que ama tiene que tomar. Para que este riesgo sea menor, tienes que ser selectivo y prestar atención al comportamiento de quien te pretende. Fíjate si le interesa escucharte, si le importan tus problemas, si parece estar feliz cuando está a tu lado. Cada detalle es un clara señal que te deja saber si es o no merecedor de tu corazón.

No te limites; en el amor, la mayoría de los perros no muerden. Deja de pensar que todos te van a lastimar. Arriésgate a confiar y la persona indicada verá el camino para entrar
en tu corazón.

* Motivadora internacional. Síguela en Facebook: mariamarin, Twitter: @maria_marin, IG: mariamarinmotivation Visita: www.MariaMarin.com

 

 

 

últimas noticias

El sueldo de los congresistas

Sección: 
Opinión

Jugar los clásicos

El poder de la anticipación

La soledad de los centroamericanos

Dejen ganar a Claudia