Por dentro

"La guerrilla está toda infiltrada por dentro": Félix de Bedout, W Radio (10-09-24).

Las acepciones 4 y 5 del verbo “infiltrar” nos dan la idea de que dentro de una organización pueden existir personas que pertenecen a otra organización antagonista y que permanece en la primera subrepticiamente para espiar sus procedimientos y fines. Por ese significado, “infiltrar” por dentro es algo así como un uñero en la uña, pero debemos excusar esta falta cuando los periodistas están hablando en directo sin libreto.

De pronto

Dentro de las palabras y modismos chocantes, muchas veces me piden que mencione la locución adverbial “de pronto”. Generalmente eludo la propuesta porque también pienso que hay críticas que se ponen de moda, como cuando nuestro Nobel manifestó alguna vez que nunca usaba adverbios terminados en –mente, muchas personas volvieron esa opinión una norma y hubo jefes que devolvían borradores si veían uno de esos adverbios. Tampoco hay que llegar a esos extremos. Para la locución adverbial que nos ocupa, la Real Academia nos da tres significados, el último de los cuales lo establece como propio de nuestro país. Son ellos: apresuradamente, sin reflexión; de repente y posiblemente. De pronto la parte chocante puede ser cuando a alguien se le vuelve muletilla.

 Miscelánea verde

“Nacional cayó contra el ‘Expreso’”. “A pesar de la derrota verdolagas no salieron de los ocho calsificados”: ADN, edición Medellín (10-09-27).

Me llevé gran sorpresa al no haber encontrado dentro de los 29 significados del verbo “caer” el que aquí se usa: perder un juego, una batalla, etc. La preposición que se usa con el verbo “perder” es ante, no “contra”. El mal ejemplo de la casa editorial propietaria del diario regalo le hace poner comillas simples donde van dobles: el “Expreso”. Conviene una coma después de la palabra “derrota”. Por último, si nuestros verdes siguen jugando como descalcificados, van a terminar desclasificados.

[email protected]

Temas relacionados
últimas noticias

Las redes sociales

Comillas innecesarias

Gustar de

Las aretas II

El Santoral