Gazapera

Los continentes

«Y dijo Dios: “Que se junten las aguas de debajo del cielo en un solo sitio y que aparezcan los continentes”. Y así fue. Y llamó Dios a los continentes Tierra...»: Lectura litúrgica del primer capítulo del Génesis.

Los católicos que asistimos a la Vigilia Pascual del Sábado Santo, escuchamos año tras año un anacronismo que se coló en alguna época en las ediciones de los leccionarios litúrgicos y que los lectores repiten sin percatarse de él. Sin pretender sentar cátedra sobre la época en que se escribió el Génesis ni en la que apareció el concepto de «continentes», es evidente que la primera antecede a la segunda en siglos. Los leccionarios deben ser tomados de alguna traducción aprobada de la Nova Vulgata (Vulgata es la traducción de la Biblia que San Jerónimo hizo de los textos originales al latín popular de su época y Nova Vulgata es una versión de la Vulgata aprobada por el Concilio Vaticano II).

Veamos cómo están esos versículos en la Nova Vulgata: «Dixit vero Deus: “Congregentur aquae, quae sub caelo sunt, in locum unum, et appareat arida”. Factumque est ita. Et vocavit Deus aridam Terram…». No se necesita ser un consumado latinista para entender lo que ahí dice. No aparece ningún término que se parezca a continente o a su concepto. En latín, el término femenino «árida, aridae» se refiere a la tierra firme en contraposición con los mares y eso fue lo que el autor sagrado, ignorante de la existencia de continentes, quiso decir de lo primero que Dios hizo el día tercero.

Los beatos

En la ceremonia del sábado pasado me llevé una sorpresa, pues aumentaron en las Letanías de los Santos cuatro letanías que nunca había invocado: a los beatos Juan Pablo II, Laura Montoya, Mariano de Jesús Eusse y Jesús Antonio Gómez. Hasta aquí nada hay de malo ni religiosa ni gramaticalmente. Pero me llama la atención el énfasis con que los curas paisas, paisas al fin y al cabo, mencionan en las misas a los tres beatos paisas y olvidan (o ignoran) a los siete mártires colombianos (cinco de ellos, paisas) que fueron los primeros beatos colombianos en 1992.

[email protected]
 

Temas relacionados