Perro viejo…

«Cárcel para exprimer ministra ucraniana por abuso de poder» El Espectador (11-10-11).

Hace unos meses expuse en tres columnas las dificultades que la Real Academia le había puesto a la partícula «ex», cuando se trata de expresar con ella la condición de haber dejado de ejercer un cargo, una profesión o una dignidad. Esa partícula ha sido preposición latina, preposición española y adjetivo; ahora pasa a ser prefijo separable y la Ortografía explica que esa antagónica denominación se usa para cuando el prefijo antecede a un nombre pluriverbal de un cargo. En aquella oportunidad predije que nuestros usuarios, que difícilmente logran saber cuándo las expresiones «por» y «que» se escriben unidas o separadas y cuándo con tilde o sin ella, no sabrían distinguir un nombre pluriverbal de uno univerbal. Mi conclusión fue optar por dejar la partícula ex como preposición independientemente de si el cargo es pluriverbal o no. El nombre del cargo de «primer ministro» es pluriverbal (dos palabras); según la nueva norma debe ser «ex primera ministra» (nunca «primer ministra»). Pero, ¿qué va gramaticalmente de un ex (primer ministro) a un ex (presidente)? —Paréntesis que uso por una analogía matemática—. Nada, entonces igualemos los ex primeros ministros con los ex presidentes para evitar dificultades. «Prefijo separable» suena lo mismo que «ladrón honrado».

Algunos columnistas de un diario de mi ciudad usan la expresión exPresidente (con mayúscula intermedia) para referirse al último de ellos; mayúscula que no aparece cuando se refieren a los ex ministros o a otros ex presidentes, por lo que más que un error ortográfico, parece un reclinatorio.

Sarampión estrato 1

«Bogotanos podrán aplicarse vacuna contra sarampión gratis». El Espectador (11-10-11).

Este titular se parece al famoso aviso «Se alquila habitación para señorita con clóset». Para próximas vacunas recomiendo: «Bogotanos podrán aplicarse vacuna gratis contra sarampión».

[email protected]

Temas relacionados