Ferney Tapasco y su hijo Dixon, al banquillo

Fiscalía los llamó a indagatoria por el crimen de Orlando Sierra, subdirector de 'La Patria' de Manizales.

Desde el 30 de enero de 2002, cuando sicarios segaron la vida del subdirector del diario La Patria, Orlando Sierra, por las calles de Manizales se regó como pólvora el rumor de que detrás del aleve crimen estaba el ex diputado Ferney Tapasco, un político con un turbio pasado judicial, sobre el que pesaban entonces dos condenas —por los delitos de concusión y el encubrimiento en la muerte de un educador— que no fueron óbice para que le heredara a su hijo Dixon Tapasco su capital político. Durante años, muy a pesar de contundentes testimonios que lo vinculaban al crimen, capoteó la mano de la justicia e hizo elegir a su hijo al Congreso.

Pero estalló el escándalo de la parapolítica, gracias a lo cual trascendió que Dixon Tapasco hizo pactos con Ernesto Báez para obtener su curul y que quien pactó a la sombra estos acuerdos fue su padre, Ferney. La Corte Suprema condenó a Dixon a siete años de prisión y puso en evidencia que su padre trabó alianzas con el frente Cacique Pipintá de las autodefensas. De hecho, testimonios de los ‘paras’ Alberto Guerrero, Víctor o  Diana lo relacionan en homicidios y componendas políticas para repartirse Caldas. Sobre el crimen de Orlando Sierra cuatro testigos lo señalaron de ser el pagador de los sicarios. Carlos Arturo Molina, por ejemplo, relató que le oyó decir a Tapasco: “Necesito que me cuadre a ese hp de La Patria Orlando Sierra, que si esta semana no lo organizamos, me va a publicar unos asuntos malucos”.

Este martes, después de 104 meses del crimen, la Fiscalía lo llamó a indagatoria junto con su hijo Dixon. El director de La Patria, Nicolás Restrepo Escobar, celebró la decisión y cuestionó que aunque desde hacía muchos años había indicios en contra de Ferney Tapasco “la Fiscalía no se había atrevido a tomar esta decisión”.