Inconformidad conservadora

La dirigencia de la colectividad está buscando recuperar el protagonismo.

Aunque el Partido Conservador manifestó su respaldo irrestricto al gobierno del presidente Juan Manuel Santos, es evidente que el papel protagónico de su antagonista, el Partido Liberal, no los tiene conformes en la unidad nacional.

Los votos de fidelidad que el Partido Conservador le entregó al presidente Juan Manuel Santos en el congreso ideológico de la colectividad se convirtieron en el camino para ratificarse como un participante incondicional en el gobierno de unidad nacional. Sin embargo, para algunos miembros del partido, parece ser un matrimonio por conveniencia y no precisamente por gusto, en gran medida porque el mandatario ha profesando más afecto hacia el Partido Liberal y no tiene la misma cercanía con los planteamientos azules.

Esa molestia fue planteada por el senador Hernán Andrade, ponente de la ley de víctimas, quien puso el dedo en la llaga: “El mensaje al país no puede ser que los amigos de las víctimas sean el Partido Liberal y que los enemigos de las víctimas seamos los del Partido Conservador. Sin el proyecto de ley de víctimas el gobierno del presidente Álvaro Uribe venía haciendo esos pagos a través de la reparación administrativa. Acompañamos el proyecto, pero el tema de la responsabilidad frente al gasto estatal es algo que nos preocupa. Mientras el Partido Liberal vota negativo el acto legislativo de sostenibilidad fiscal, nosotros los conservadores entendemos que el Estado no puede gastar más de lo que le ingresa”.

Esta crítica es compartida en voz baja por varios de los parlamentarios del conservatismo, quienes aseguran que “ese cambio de estilo del que todo el mundo habla ha generado un distanciamiento del presidente con la colectividad y esto ha sido aprovechado por sectores que estaban alejados del Gobierno y ahora vienen a apropiarse de una agenda que fue acordada en la mesa de unidad nacional”.

Precisamente, uno de los principales escuderos de Uribe, el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, quien representa la denominada “línea dura” en el conservatismo, realizó críticas directas al gobierno Santos frente a sus políticas de seguridad y al manejo de las relaciones con Venezuela, en especial con el presidente de ese país, Hugo Chávez.

No es un secreto que al igual que Arias, en el Partido Conservador hay seguidores de la línea del gobierno anterior que reconocen que la estrecha relación con el expresidente Uribe les fue rentable en materia electoral y burocrática. Así lo reflejan los polémicos episodios de la entrega de notarías y bienes de la Dirección Nacional de Estupefacientes, con los cuales se habrían favorecido presuntamente miembros esta colectividad. Además, recuerdan cómo en sus visitas a las regiones, en el marco de los reconocidos consejos comunales, el exmandatario no se ahorraba elogios para los parlamentarios, lo cual se convertía en un respaldo que se reflejaba en las urnas.

En medio de este panorama, en el que el conservatismo ha tenido que compartir una menor tajada del mismo pastel y verse relegado en el protagonismo con el que ha contado durante los últimos ocho años, el partido redactó el Manifiesto de Villa de Leyva, cuyo primer punto reza: “Reiteramos nuestro respaldo a la tarea del presidente Juan Manuel Santos y a la política de Unidad Nacional”, con lo cual tendieron un puente de acercamiento con el mandatario. Sin embargo, un congresista que asistió al evento le dijo a El Espectador que “no deja de ser molesto que el presidente venga a nuestro foro, nos califique como un apoyo importante dentro de la unidad nacional y a las pocas horas se reúna en la Casa de Nariño con el jefe del Partido Liberal —Rafael Pardo— para explicar una ley que tramitamos con la coalición de gobierno, pero que ellos han asumido como propia”.

De manera que en este contexto los conservadores han tenido que irse amoldando al nuevo gobierno y, aunque con una serie de críticas, tratar de hacer acercamientos claros con la administración Santos para tratar de recuperar el papel protagónico que tuvieron en la era Uribe.

251952

2011-02-19T20:58:00-05:00

article

2013-11-06T18:47:06-05:00

ee-admin

none

Política

Inconformidad conservadora

26

4179

4205

Temas relacionados