Al estilo Juan M. Santos

El mandatario electo designó nueva consejera de Buen Gobierno y Eficiencia Administrativa y anunció los parámetros éticos de su mandato, enfatizando en la transparencia y la disciplina.

El presidente electo, Juan Manuel Santos, anunció la implementación de un protocolo de ética y buen gobierno para su administración, el cual deberán cumplir todos los funcionarios del Estado. Al presentar las conclusiones del primer encuentro con ministros, secretarios y consejeros designados que lo acompañarán en su mandato —realizado los pasados martes y miércoles en Anapoima (Cundinamarca)—, Santos enfatizó en que entre los principios a seguir están el respeto por las diferencias y la disposición a reconocer los errores y ceder ante argumentos. Asimismo, hizo énfasis en ser disciplinados y puntuales, y en reconocer que “sirve bien al gobernante quien dice la verdad”.

El mandatario electo sostuvo que durante este cónclave con su equipo de colaboradores se realizó una evaluación de los últimos 100 días del gobierno del presidente Álvaro Uribe, “con el fin de saber hacia donde vamos”, al tiempo que se recibió el informe de empalme a cargo de Fernando Carrillo, en el que se reconoció de paso la buena disposición del gobierno saliente para entregar toda la información que se le pidió. Santos escuchó a todos los ministros designados sobre las prioridades de sus carteras y entre todos se discutieron las políticas a ejecutar, en lo que calificó como un “ejercicio de inteligencia colectiva”.

Por otra parte, el futuro jefe de Estado anunció también que modernizará la estructura de la Presidencia y, aunque no entró en detalles, sostuvo que ésta debe ponerse al día para poder ejecutar su programa de gobierno. En cuanto a los consejos comunales —claves durante el mandato del presidente Uribe—, dijo que si bien esa estrategia se va a cambiar, de todas maneras generarán espacios para “continuar el diálogo permanente con el pueblo” incorporando el uso de nuevas tecnologías.

Sobre los principios de “buen gobierno”, Juan Manuel Santos explicó que es fundamental dejar en claro cuáles son los valores, el sistema para gobernar, la ética pública y el comportamiento de los funcionarios. Y enfatizó en que será muy importante que su administración se rija por los resultados: “Vamos a gobernar en una caja de cristal, es decir, con total transparencia”. Igualmente, llamó la atención sobre la intención de su gobierno de poner en práctica la prosperidad democrática, uno de los lemas en su campaña.

Al final del encuentro, Santos y todo su equipo de gobierno suscribieron un documento sobre dichos principios de buen gobierno con los que se comprometen: compromiso con la prosperidad social, transparencia, cero tolerancia con la corrupción, equidad, pluralismo, eficiencia y eficacia y austeridad. Y sobre la ética pública, se subrayó que todos los funcionarios tienen la obligación de denunciar ilegalidades o irregularidades, que no usarán información privilegiada o confidencial para beneficio propio o de terceros, que no aceptarán regalos ni donaciones que generen posible conflicto de intereses y que tomarán decisiones buscando solamente el interés público, sin tolerar el abuso de poder o el tráfico de influencias. En materia económica, el gobierno Santos tendrá un principio: “El mercado hasta donde sea posible, el Estado donde sea necesario”.

El presidente electo anunció además los nombres de María Lorena Gutiérrez como consejera de Buen Gobierno y Eficiencia Administrativa y de Yaneth Giha como viceministra de Defensa. Este viernes, en un hecho calificado como histórico, se reunirán en pleno los gabinetes entrante y saliente, mientras que Germán Vargas Lleras, designado ministro del Interior y de Justicia, se entrevistará con los presidentes de Senado y Cámara y con los voceros de la oposición para buscar consensos en torno a las prioridades del gobierno en la nueva Legislatura.