Contraloría, camino a la interinidad

Presidente del Congreso, Armando Benedetti, dice que esperará a que el alto tribunal postule.

Una preocupación ronda los pasillos del Congreso de la República. ¿Se repetirá en la Contraloría General de la Nación la interinidad que desde hace más de un año tiene la Fiscalía? La Corte Suprema de Justicia no logra ponerse de acuerdo para escoger su candidato a la terna que se debe presentar al Legislativo para escoger al sucesor de Julio César Turbay Quintero. El Consejo de Estado y la Corte Constitucional ya postularon a sus nominados: los externadistas Sandra Morelli y Alberto Rojas, respectivamente, pero de nuevo la falta de consenso en el alto tribunal tiene con los nervios de punta a más de uno.

El presidente del Congreso, senador Armando Benedetti, dice que esperará a que la Corte escoja su candidato: “Yo soy de los que consideran que la Constitución habla de una terna y así debe ser”, advierte. Pero el tiempo apremia, ya Turbay Quintero renunció el sábado pasado y el vicecontralor Roberto Hoyos quedó como encargado. Y, como están las cosas, todo apunta a que se quedará por muchos días más. Una interinidad que muchos califican como “muy grave”, tratándose del organismo que debe velar nada más ni nada menos que por el control fiscal de la Nación, que cuenta con una nómina de más de cuatro mil empleados y un presupuesto generoso.

Los dos candidatos más opcionados en la Corte Suprema para integrar la terna son Camilo Calderón y Gustavo Dájer Barguil. Este miércoles en Cartagena, donde sesionarán los magistrados del tribunal, se hará un nuevo intento para seleccionar a uno. Hay quienes dicen que el cambio de gobierno y la cordial reunión sostenida el lunes pasado entre el presidente Juan Manuel Santos y todas las altas cortes han mejorado el ambiente y abierto la posibilidad de que haya humo blanco.

Sin embargo, otros piensan que, sea quien sea el elegido, la ventaja que ya llevan Morelli y Rojas en su lobby ante el Congreso es difícil de descontar. Por cierto, en esa campaña de buscar los votos no faltan los rumores. Se dice que el presidente Santos ya le hizo el guiño a Morelli, con quien trabajó en la Federación Nacional de Cafeteros como quiera que desde hace muchos años ella es la representante jurídica de esa entidad, y que Rojas cuenta con el respaldo del hoy ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, quien busca atravesársele a dicho guiño. Y hay quienes apuestan a que el Primer Mandatario no entrará a terciar y dejará en libertad al Legislativo.   

El tema es trascendental, no sólo por la indecisión de la Corte Suprema, sino también porque en la agenda del nuevo ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, está la eliminación de todas las contralorías departamentales y municipales. Aunque es difícil que los congresistas le jalen a esa iniciativa —ya que esos despachos representan verdaderos botines burocráticos y electorales—, de hacerse realidad convertiría la Contraloría General en un ente aún más poderoso de lo que es dentro del orden institucional del país.