Nuevas reglas electorales

Gobierno presenta ley estatutaria electoral y de partidos.

Después de largas jornadas de debate en la mesa de la reforma política -donde el eje de la discusión fue el voto preferente y la circunscripción regional para el Senado-, el gobierno de Juan Manuel Santos presenta al Congreso una ley estatutaria que incluye la reglamentación de la reforma aprobada en 2009 en el mandato Uribe y modificaciones electorales que aplicarán en los comicios que se celebran en octubre del próximo año. Según el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, la iniciativa será radicada hoy mismo a las 10 de la mañana porque "ya quedó concertada con los partidos".

La decisión de aplazar para marzo del próximo año una reforma constitucional de fondo al actual régimen político, más ambiciosa y con los puntos del voto preferente y hasta el cambio del tarjetón electoral, se debe en gran parte al deseo del Ejecutivo de no congestionar aún más la agenda en las comisiones primeras legislativas y poder así asegurar algunas "garantías" para las próximas elecciones.

De tal modo, la ley estatutaria que se radica en la Cámara de Representantes incluye la efectiva democratización interna de los partidos, como por ejemplo que en la integración de listas haya estímulos por la inclusión de mujeres; un nuevo esquema de financiamiento político con base en mayores anticipos para las campañas, sin que ello implique mayores costos para el Estado (la idea es que lo que hoy se gasta por reposición se gaste por anticipo); reglamentación del sistema de sanciones y reglas más estrictas en las jornadas electorales, buscando más transparencia.

Uno de los asistentes a la mesa de la reforma política, el senador liberal Juan Fernando Cristo, reconoció que presentar la reforma constitucional en este momento pondría en peligro la agenda legislativa, mientras que el senador del Partido de la U Roy Barreras reveló que en materia de mecánica electoral se propondrá la huella dactilar a los sufragantes, el escaneo de las actas de votación y la realización de los escrutinios el mismo día, a las 5 de la tarde, cuando termina la jornada y no dos días después, como ocurre actualmente.

Las dos colectividades que no están en la mesa de la unidad nacional, el Polo y el Partido Verde, se quejaron porque a su juicio el Gobierno debió escuchar también sus propuestas en un tema que involucra a todos los partidos. No obstante, el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, explicó que se ha consultado a quienes decidieron formar parte de la coalición y que los demás podrán manifestar sus puntos de vista durante el debate en el Congreso.

En respuesta, la presidenta del Polo, Clara López, criticó que el concepto de la oposición no haya sido tenido en cuenta: "En el resto del mundo estos temas son pluralistas, es decir, lo electoral no es sólo de la coalición. Con la aplanadora santista ¿qué discusión puede haber?". Por su parte, el senador del mismo partido Jorge Enrique Robledo rechazó la intención que se tiene de acabar con el voto preferente -punto que irá en el proyecto del próximo año- y volver obligatoria la lista cerrada para escoger a los congresistas. A su juicio, es un método "antidemocrático".

El representante Germán Navas Talero también criticó al Gobierno por "usar mucho micrófono, pero nada concreto" y auguró que ideas como las del voto electrónico o la exigencia de la huella dactilar al momento de sufragar no tendrán éxito. "Los políticos tradicionales han vivido del fraude. Si usted les pone el caza-huella van a cambiar las cosas. Es factible que eso no prospere", dijo. A su vez, desde el Partido Verde, el senador John Sudarsky sostuvo que hacer una diferenciación electoral y política es una distinción un poco virtual y académica.

Claro que hasta el viernes pasado en la tarde el Consejo Nacional Electoral (CNE) no había sido consultado para una reforma que claramente tiene que ver con este organismo. El vicepresidente del CNE, José Joaquín Plata, señaló que ellos ya tenían un plan de acción que, básicamente, apunta a la modernización del sistema para la plena identificación del sufragante. A las propuestas del Gobierno, el CNE le agregaría el seguimiento a los jurados y la utilización de cámaras cuenta-personas.

Es decir que si a un puesto de votación llegan 50 personas, que ello quede en la cámara y así no pueden votar los muertos o que al final aparezcan votando 200 personas. "Pienso que todo es cuestión de recursos y que lo que finalmente se requiere es voluntad política. Hasta ahora se está discutiendo el presupuesto nacional. Por ejemplo, lo de las cámaras puede ser alquilado y no es tan costoso", agregó el magistrado.

Plata también le dijo a El Espectador que van a iniciar la depuración en firme del censo electoral en octubre. El objetivo es acabar con el trasteo de votos, uno de los asuntos más críticos a la hora de elecciones locales y regionales. La tarea consiste en un cruce entre las bases de datos que tiene Planeación Nacional, las ARS, las EPS, el censo electoral y el lugar donde se expidieron las cédulas.

"Sería el colmo no conciliar": Garzón a Fajardo

El presidente del Partido Verde, Luis Eduardo Garzón, le dijo al ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo que no hay necesidad de esperar hasta el 7 de noviembre para que decida integrarse a esta colectividad ni mucho menos para hacerle el balance al presidente Juan Manel Santos.

"Si él quiere ayudarnos, la mejor manera de agilizar es hacerlo en una tarde o en un día. Tengo una comisión lista para que trabajemos. Estamos dispuestos a facilitarle las cosas para que pueda hacer su propuesta, por ejemplo la escuela de gobierno o la escuela de jóvenes", dijo Garzón.

Fajardo ha dicho que su reto es entrar a la colectividad verde con reglas de juego claras, a lo cual el ex alcalde de Bogotá respondió que es mejor que aporte desde adentro: "Él (Fajardo) ha dicho que el Partido Verde no es la ola verde y estoy de acuerdo, pero la ola verde no es él tampoco. Él es un hombre extraordinario, pero ya es hora de que tratemos de acercarnos. Tenemos que ser coequiperos, sería el colmo no conciliar".