Diálogo debe ser entre instituciones

Comisión de Notables quiere regular relaciones Gobierno-Congreso. Sólo así se evitarían escándalos como el de la yidispolítica. Reelección no ha sido tratada.

La Comisión de Ajuste Institucional, llamada también “de Notables”, anunció ayer que dentro del proyecto de reforma política que está elaborando para presentar al Gobierno Nacional, el cual a su vez lo llevará a consideración del Congreso de la República el próximo 20 de julio, se intentará incluir un artículo que busque la transparencia en las relaciones entre las ramas Ejecutiva y Legislativa.

La iniciativa es promovida dentro de los Notables por la ex congresista Viviane Morales, quien, según explicó, es necesario introducir una regulación en este sentido para evitar el clientelismo y la posibilidad de que se repitan escenarios como el de la yidispolítica. “Esas relaciones deben ser entre instituciones”, aclaró Morales, tras advertir que el diálogo de las partes no puede seguir siendo de manera “personalizada”, ya que eso es lo que ocasiona que sea “malinterpretada la relación del Congreso con la Presidencia y los Ministerios”.

Morales explicó que aunque se quiere acabar con el delito de cohecho en este tipo de situaciones, todo depende de manera directa de cada persona y de la actitud asumida con cada proyecto. “Yo pienso que se debe acabar, como sea, con la intermediación de las personas con el Ejecutivo. Allí está el problema y por eso estamos estudiando una propuesta”, sostuvo.

Y frente a las críticas surgidas de varios sectores de la oposición, en el sentido de que la Comisión de Ajuste Institucional tiene como objetivo fundamental una reforma a la Constitución de 1991, la ex congresista aclaró que el proyecto que se está estructurando no pretende en ningún momento “reinventar la Carta Política”. “En Colombia, desafortunadamente, una crisis es superada por otra crisis, y lo que ahora queremos es que la actual crisis sea enfrentada pero con una solución”, enfatizó.

Precisamente, ante la lluvia de rumores, los mismos Notables se encargaron de aclarar que los principales tópicos que están siendo estudiados tienen que ver de manera exclusiva con la rama política, descartando así la inclusión del espinoso asunto de la segunda reelección presidencial, un fantasma que les ronda desde el inicio de labores, el pasado 16 de junio. Igualmente, dijeron que no abordarán contenidos de los sectores Judicial y del Ejecutivo.

Los Notables reconocieron que han hablado también del anuncio gubernamental de convocar a un referendo para repetir las elecciones de 2006, tratando así de legitimar el mandato del presidente Uribe. La ex magistrada Dolly Pedraza aseguró que “no se sienten de segundo plano”, ya que la tarea que están desarrollando es “independiente” y pretende aplicar reformas “sólo en asuntos políticos”.

Por otra parte, Pedraza anunció que no volverán a convocar a los partidos políticos para hablar del proyecto que están elaborando. “Los múltiples desplantes que nos han hecho, principalmente los partidos de la bancada de Gobierno, provocaron esta decisión”, señaló.

 Precisamente a la sesión de ayer habían sido invitados los movimientos uribistas y de oposición, pero ninguno se hizo presente, en una sesión que tuvo como invitado a Dieter Nohlan, experto alemán en responsabilidad de partidos.

La ex magistrada defendió la independencia de la Comisión y aseguró que ser parte de ella no implica compromiso alguno con el Estado.

 Una postura compartida por Viviane Morales, quien aseguró no sentirse impedida porque no tiene ningún tipo de contrato con el Estado y porque “ni siquiera en las elecciones pasadas voté por el presidente Álvaro Uribe”.

Ya en lo que tiene que ver con los temas que han sido abordados a lo largo de estas dos semanas de trabajo, los Notables revelaron que se han centrado mucho en la responsabilidad de los partidos políticos y en la injerencia de grupos armados ilegales en el proceso electoral colombiano. Y, según Morales, la polémica figura de la ‘silla vacía’ estará incluida en el proyecto, aunque aún está por establecerse cómo sería su aplicación.