“Farc tienen refugio en Venezuela”

El funcionario le pidió al gobierno de Chávez tomar medidas y pensar en las relaciones bilaterales a largo plazo.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Negroponte, aseguró que no hay duda de que miembros de las Farc tienen refugio en territorio venezolano e instó a los funcionarios del gobierno de Hugo Chávez a “hacer algo” y a pensar en las “relaciones bilaterales a largo plazo” y en la necesidad de que exista “colaboración y armonía”.

En una rueda de prensa durante la 38ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el funcionario norteamericano enfatizó en que la presencia de guerrilleros en Venezuela tiene que ver con dos temas: soberanía e inviolabilidad de las fronteras, pero además recalcó que los países afectados tienen derecho a la autodefensa, en un claro mensaje de apoyo a la incursión del Ejército en Ecuador que permitió dar muerte al jefe guerrillero Raúl Reyes.

“Es importante recordarles a todos que existe la obligación de respetar la soberanía territorial de nuestros vecinos y evitar que un movimiento terrorista como las Farc tengan refugio en otros países”, señaló Negroponte, quien además dijo no tener conocimiento de la actual situación del grupo guerrillero tras la muerte de Tirofijo, su máximo cabecilla.

Frente a este tipo de hechos, descartó la intervención directa del gobierno de los Estados Unidos, “aún si tuviéramos la tentación de hacerlo”, ya que Colombia ha demostrado que “sabe lidiar con los terroristas”. En este sentido, sin embargo, reafirmó que seguirán asistiendo al país en programas como el Plan Colombia, ya que es “una prioridad para Estados Unidos”.

Con respecto a la solicitud de la canciller ecuatoriana María Isabel Salvador de que la OEA asuma la investigación de la información encontrada en los computadores de Raúl Reyes, el Subsecretario de Estado norteamericano indicó que la respuesta a esa petición la debe dar el Gobierno colombiano, ya que él es quien tiene bajo su control dicha información. “Colombia verá si decide poner el computador a disposición de la OEA. Nosotros no tendríamos ninguna objeción”, manifestó.

Sin embargo, Negroponte expresó todo su respaldo a la Interpol, de la que dijo “es un organismo de mucha credibilidad”, y advirtió que Estados Unidos “toma muy en serio sus investigaciones”.

La segunda reelección

El funcionario tuvo tiempo también para referirse al espinoso tema de la segunda reelección del presidente Álvaro Uribe Vélez, que por estos días tiene alborotado el avispero político nacional. Dijo que esa es una situación que les incumbe al pueblo y a las instituciones de Colombia y que lo que se decida será respetado por Estados Unidos.

Pero también agregó que el gobierno de George Bush siente una gran admiración por lo que el presidente Uribe ha logrado en


los últimos años, en materia de deshacer el narcotráfico y el terrorismo y restaurar la seguridad y la confianza.

“Medellín es un claro ejemplo de eso. En 1993 era la ciudad más violenta del mundo y hoy es la más segura de América. Eso habla de lo que ha ocurrido bajo el liderazgo del presidente Uribe”.

Jóvenes le hablaron a la OEA

Los jóvenes fueron los encargados de dar inicio a las sesiones de trabajo de la XXXVIII Asamblea de la OEA, con la lectura de una declaración de derechos y deberes que esperan sea acogida por los cancilleres de los países asistentes

El estudiante de periodismo de Medellín Carlos Montoya leyó el documento que 300 jóvenes redactaron con la finalidad de que la Asamblea lo acoja en su labor de impulsar la ‘juventud y los valores democráticos’, tema central del actual período de sesiones.

La propuesta busca que se tenga en cuenta que para obtener un desarrollo integral de las sociedades de América es necesario considerar la niñez y la juventud como sujetos de derechos.

En cifras

60

años cumple la OEA, organismo que ha participado en procesos de consolidación de la democracia en el Hemisferio.

36

representantes de diferentes países de la región asistieron a la 38ª Asamblea de la OEA.

Los folletos de la discordia

La publicación de unos folletos en los que se detalla, día a día, la labor adelantada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, en cuanto a la liberación de los secuestrados por las Farc, se convirtió ayer en un ingrediente más de roce entre Bogotá y Caracas.

El canciller Fernando Araújo expresó su voz de protesta ante la publicación, ya que en algunos de sus apartes incluye los duros pronunciamientos que ha hecho la senadora liberal Piedad Córdoba contra el presidente Uribe. El tema fue tratado en un desayuno privado con el canciller venezolano Nicolás Maduro, quien dijo que era un simple balance de la gestión de Chávez.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, medió en la situación y señaló que Venezuela está en su derecho de hacer propaganda a lo que crea que son los logros de su presidente. Colombia anunció que no presentará protesta formal, por ahora.