Lazos rotos

<p>Colombia acusó ante la OEA al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de hacer “apología del terrorismo”, al tiempo que se descartó el restablecimiento de las relaciones con Ecuador. </p>

Tal y como lo había anunciado, el Gobierno colombiano presentó una dura protesta ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por el aparente apoyo que estaría brindando a las Farc el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien recientemente otorgó asilo político a dos guerrilleras de esa organización ilegal que se encontraban en el campamento de Raúl Reyes el pasado 1 de marzo, día en que el Ejército le dio muerte  en la frontera con Ecuador. Ortega, además, tildó a su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe, de “terrorista” y calificó al Ejército de ser una fuerza “paramilitar y narcotraficante”.

En un tono inusualmente alto, el embajador colombiano ante la OEA, Camilo Ospina, denunció ante el Consejo Permanente de ese organismo “la abierta violación” por parte de Ortega a “algunas de sus más elementales obligaciones jurídicas”, en referencia al asilo político de las rebeldes que, según Colombia, se realizó de “manera engañosa”, pues Nicaragua se habría valido de un permiso de sobrevuelo al espacio aéreo colombiano que se otorgó para el “traslado de personal en gira oficial a la República de Ecuador”, sin que en ningún momento el Gobierno nicaragüense haya aclarado que transportaría a las guerrilleras colombianas Doris Torres y Martha Pérez, quienes ahora están refugiadas en el vecino país.

Ospina calificó de “absurda” la posición de Ortega y, luego de relatar las continuas violaciones a los derechos humanos por parte de las Farc —entre otros hechos mencionó el asesinato en cautiverio de los 11 ex diputados del Valle—, instó al Mandatario vecino a rectificar el camino: “Presidente Ortega, no luche contra la ley, no luche contra la historia. Respete a Colombia y tendrá en nosotros un infatigable amigo”.

En lo que pareció un guiño a los presidentes de Venezuela y Ecuador, Hugo Chávez y Rafael Correa, respectivamente, quienes hace pocas semanas pidieron públicamente a la guerrilla liberar a los secuestrados, el diplomático colombiano destacó que “importantes gobiernos del continente han manifestado con claridad en los días pasados su convicción sobre lo absurdo que representa la presunta lucha revolucionaria en pleno siglo XXI”. Y acto seguido resaltó que “un solo gobierno” en el hemisferio —el presidido por Ortega— cree en el camino de la violencia.


Desde ya, los análisis apuntan a que el pronunciamiento de Colombia logrará que Nicaragua “le baje el tono” a sus agresiones. En ese sentido se pronunció Augusto Ramírez, ex canciller, quien opina que la situación mejorará, tal y como sucedió en la Cumbre de Río en marzo pasado, reunión en la que Ortega anuló el rompimiento de las relaciones diplomáticas con Colombia, las cuales había congelado días antes.

Lo mismo piensa la observadora internacional Laura Gil, quien sin embargo cree que, pasado un tiempo, se terminaría produciendo otro enfrentamiento entre Ecuador, Venezuela y Nicaragua contra Colombia. “Aquí hay diferencias ideológicas de fondo. Ellos ven a las Farc de una manera y el gobierno de Uribe de otra”.

Por el momento, hay buen ambiente para las diplomacia entre Caracas y Bogotá. Recientemente se anunció una reunión, para antes del 15 de julio, entre los mandatarios Uribe y Chávez.

Por el lado ecuatoriano, la situación está en veremos, pues Correa volvió a congelar las relaciones con Colombia “hasta que no se aclare el incidente en la frontera”, en el que resultó muerto Reyes, hasta entonces número dos de la guerrilla.

Dijo Camilo Ospina

‘‘Presidente Daniel Ortega, no luche contra la ley, no luche contra la historia. Respete a Colombia y tendrá en nosotros un infatigable amigo”.

‘‘Es necesario denunciar aquí que el Gobierno nicaragüense protege, promueve y hace apología abiertamente a grupos terroristas”.

‘‘Colombia ha tenido que soportar del Gobierno nicaragüense, durante los últimos meses, una andanada de actos provocadores y comentarios soeces e irresponsables”.

‘‘Yo le respondo ya al presidente Uribe que bajo ningún punto Nicaragua les va a entregar a estas muchachas colombianas, porque están protegidas en nuestro país”.


‘‘Que —Uribe— no mande a sus matones a Nicaragua a asesinarlas porque lo hacen tranquilamente y después dicen que eran paramilitares”.

‘‘El presidente Álvaro Uribe es un terrorista porque piensa que puede resolver el conflicto armado en Colombia por la vía militar y no por la negociación política”.

Dijo Daniel Ortega

‘‘Presidente Daniel Ortega, no luche contra la ley, no luche contra la historia. Respete a Colombia y tendrá en nosotros un infatigable amigo”.

‘‘Es necesario denunciar aquí que el Gobierno nicaragüense protege, promueve y hace apología abiertamente a grupos terroristas”.

‘‘Colombia ha tenido que soportar del Gobierno nicaragüense, durante los últimos meses, una andanada de actos provocadores y comentarios soeces e irresponsables”.

‘‘Yo le respondo ya al presidente Uribe que bajo ningún punto Nicaragua les va a entregar a estas muchachas colombianas, porque están protegidas en nuestro país”.

‘‘Que —Uribe— no mande a sus matones a Nicaragua a asesinarlas porque lo hacen tranquilamente y después dicen que eran paramilitares”.

‘‘El presidente Álvaro Uribe es un terrorista porque piensa que puede resolver el conflicto armado en Colombia por la vía militar y no por la negociación política”.

Temas relacionados
últimas noticias

El Congreso con el que gobernará Duque

Las prioridades en la nueva legislatura