¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 2 horas

La paz sea con vosotros

Tras dos semanas de tensión, el Gobierno y la Corte Suprema de Justicia lograron por fin un acercamiento a instancias de la Iglesia Católica para recomponer sus relaciones, deterioradas como consecuencia de la yidispolítica.

El lunes, por más de dos horas, monseñor Pedro Rubiano Sáenz reunió en su oficina al presidente Álvaro Uribe y al presidente de la Corte Suprema de Justicia Francisco Javier Ricaurte. Aunque el encuentro fue a puerta cerrada, hay optimismo en el hecho de que Uribe y Ricaurte aceptaran un acercamiento, pese a las diferencias que han surgido entre los dos en los últimos días, luego del capítulo de la ex congresista Yidis Medina que puso en duda la legitimidad de la figura de la reelección presidencial.

Al término del encuentro ninguno de los dos quiso hablar. Sin embargo, César Mauricio Velásquez, secretario de prensa de Presidencia, dijo que la reunión se dio en términos cordiales y que en general hubo un ambiente amigable. “Ya la concurrencia de los presidentes en el Palacio Cardenalicio es un gran avance y todo se realizó con el mejor sentido patriótico”, agregó Velásquez.

Los resultados de la reunión, citada por la Iglesia, fueron descritos como “los mejores” pero los avances puntuales todavía no se conocen. Lo único que se sabe es que se analizaron  diversos temas, incluida la propuesta del Primer Mandatario de convocar un referendo para que la gente diga si quiere o no repetir las elecciones presidenciales de 2006.

 Hasta donde se sabe, el Gobierno estudia el tema y no ha tomado una decisión final, ya que primero quiere analizar el pronunciamiento de la Corte Constitucional, en el sentido de que la reelección era ya “cosa juzgada”.

Antes del encuentro, la relación de Uribe y Ricaurte se había dado por medio de comunicados. Tras el anuncio de un proyecto para referendo, el presidente de la Corte insistió en que no estaba cuestionando la actividad presidencial sino el acto legislativo que avaló la reelección.

 El ambiente entre los dos se calmó cuando la Corte Constitucional rechazó revisar la sentencia que permitió el segundo período de Uribe. Ésta es la primera reunión cara a cara que se realiza entre las partes.