Pena máxima a jefes ‘paras’ extraditados

La Justicia de los Estados Unidos buscará la máxima pena para los 15 paramilitares extraditados en mayo pasado por el Gobierno colombiano.

El anuncio lo hizo el embajador norteamericano en el país, William Brownfield, durante un intercambio de cartas entre ambos gobiernos en el que se informó además que el principal objetivo es que cumplan con las versiones libres y con la reparación real.

El cruce de notas diplomáticas se realizó en la Casa de Nariño y a ella asistieron el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Javier Ricaurte; el vicefiscal, Guillermo Mendoza Diago, y el  embajador estadounidense en Colombia, William  Brownfield.

Al respecto, el magistrado Francisco Javier Ricaurte abogó para que se cumpla con la justicia e insistió en que así no den las declaraciones por parte de los miembros de las autodefensas, los procesos de la parapolítica continuarán. “Las investigaciones que se vienen adelantando en la Corte Suprema de Justicia no sufrirán ninguna paralización. Estos procesos continuarán con los elementos probatorios con los que se cuentan”, dijo. Y reiteró que los colombianos deben estar seguros de que de ninguna manera se pararán las investigaciones.

A su vez, Brownfield subrayó que la intención de los dos gobiernos es llegar a la máxima pena para los paramilitares extraditados y anotó que la justicia colombiana podrá tener acceso a las versiones por medio de las teleconferencias y de la presencia de delegados de la Fiscalía. “Los magistrados y fiscales podrán visitar y hablar con los ex miembros de las autodefensas”, indicó.

El diplomático sostuvo que los acusados tienen los derechos que les da la ley e insistió en que al final de los procesos que les siguen en los Estados Unidos, se espera la condena máxima contemplada en las dos constituciones, tanto en la colombiana, como en la norteamericana. Por último, el ministro Valencia Cossio consideró como un gran avance la cooperación de los Estados Unidos para facilitar las versiones libres a través de los medios electrónicos.