Proponen eliminar suplencias

La Comisión de Ajuste Institucional planteó también sanciones como la disolución de los partidos cuyos miembros resulten involucrados con grupos armados ilegales.  

Por más de cuatro horas, la Comisión de Ajuste Institucional le expuso detalladamente al Gobierno el pliego de recomendaciones para el proyecto de reforma política que será presentado al Congreso de la República. Sin embargo, tras un prolongado debate en la Casa de Nariño, se acordó perfeccionar la propuesta y prorrogar la entrega del texto final hasta el 31 de julio y su radicación en el Congreso hasta los primeros 15 días de agosto.

El encuentro permitió dejar en claro los ejes temáticos de la propuesta. Según explicó el ex vicepresidente Humberto de la Calle, vocero de la Comisión, el umbral se mantendrá en el 2%; habrá mayor participación de la mujer y de los grupos étnicos en política; se transformarán las instituciones electorales; se promoverá la equidad de campañas políticas; serán eliminadas las suplencias tal como lo establecía la Constitución del 91; y habrá sanciones, multas o disolución de partidos cuando sus miembros resulten relacionados con grupos ilegales.

En cuanto a la ‘silla vacía’, sin duda uno de los temas más sensibles, si bien De la Calle no se refirió a ella propiamente, sí aseguró que la propuesta es revivir la norma originalmente consagrada en la Constitución de 1991, por medio de la cual se eliminan las suplencias y se acepta el reemplazo de los congresistas únicamente en caso de muerte, falta absoluta por incapacidad definitiva o renuncia justificada.

“Esa norma fue derogada en el año 93 como resultado de una mala decisión. La idea ahora es que no haya reemplazo de las personas que estén impedidas para concurrir a las sesiones del Congreso. Eso cubriría las medidas de aseguramiento cuando vayan acompañadas de pérdida de la libertad. En esa circunstancia se aplicaría la norma general, según la cual no se produce reemplazo en las curules. Creemos que es un intento de transparencia y de hacer más claro el trabajo del congreso”, dijo.

Esa sería sólo una parte de las sanciones. La idea es que cuando exista vinculación de congresistas con organizaciones criminales haya mayor responsabilidad para los partidos por haber concedido el aval. Éste sería un procedimiento netamente jurisdiccional en cabeza del Consejo de Estado, con posibilidad de que el partido ejerza totalmente el debido proceso. “Ésa es una opción que nos llevaría a castigos que podrían ir desde la amonestación, la multa e incluso la disolución del partido cuando se compruebe que hubo grave omisión de los deberes por parte de sus directivos”, agregó De la Calle.

Otro elemento que incluirá la reforma política de los llamados ‘Notables’ es la equidad de la utilización de los medios de comunicación para el cubrimiento de campañas y candidaturas. Para lograrlo, se sacará provecho de los avances que se lograron en materia de financiamiento con la Ley de Garantías que rigió en la reelección. El objetivo es que el mecanismo no sólo sea frente a campañas presidenciales sino que se extienda a otros casos. Sería financiación mixta pero predominantemente estatal, un régimen de anticipos que haga más equitativo el ejercicio de la política y que brinde mayor capacidad de acceso a fuerzas nuevas pequeñas, y auditorías a los dineros que se entreguen.

En materia de democratización y fortalecimiento de los partidos, la manera más acertada de lograrlo será a través de los “rediseños institucionales”, que la Comisión sugiere se consiguen con el fortalecimiento del Consejo Nacional Electoral, la Registraduría y de las funciones que corresponden a la Comisión Quinta del Consejo de Estado.

En cuanto al asunto de mayor transparencia en las relaciones entre las ramas del poder público, la Comisión recomienda que, para lograrlo, debe acudirse a un régimen más profundo de inhabilidades y prohibiciones con el fin de evitar el enjambre de intereses en virtud del cual la persona que nomina o introduce en la terna un nombre del cual eventualmente puede obtener favores.

Las funciones de las cámaras también serían objeto de la reforma, pues los Notables han sugerido que el Senado se especialice en tratados internacionales y tratados de desarrollo, mientras la Cámara debe hacer énfasis en la discusión del presupuesto, teniendo en cuenta que la representación territorial está allí.