‘Referendo es un desgaste’: Iglesia

Durante la asamblea plenaria los obispos rogaron  “al Señor” para que la temperatura entre el Ejecutivo y el Legislativo baje.

La crisis entre el presidente Álvaro Uribe y la Corte Suprema fue motivo de preocupación para los obispos que se reúnen para celebrar los 100 años de existencia de la Conferencia Episcopal de Colombia. Algunos, como el obispo de Magangué, monseñor Leonardo Gómez Serna, fueron más directos que otros al evaluar la tensa situación: “Antes que hacer una propuesta de referendo debería descubrirse realmente la corrupción y que se haga justicia como lo están haciendo la Fiscalía y la Corte”.

Gómez Serna fue crítico con la propuesta del Presidente que surgió para legitimar su mandato ante las dudas sugeridas por la Corte. Para el religioso, un referendo significa un desgaste para la gente e incluso económico porque lleva a que se pierda la fuerza de la institución y la gobernabilidad.

“El tema se está manejando desde los medios de comunicación cuando esas cosas deben conversarse mucho más internamente. Abogamos para que de una vez por todas se supere la corrupción que creemos que está a la base y al fundamento de todo lo que existe en Colombia. Corrupción política, administrativa y económica”, dijo Gómez.

Por un tono más conciliador optó el presidente de la conferencia episcopal, Monseñor Luis Augusto Castro, quien dijo que si se logra llegar a un acuerdo antes de lanzar un referendo el beneficio sería para todo el país, “oramos por eso, ojalá se logre antes de que siga subiendo la temperatura”.

Sin embargo, en su alocución inaugural Castro dejó ver que lo aquejan varias preocupaciones: “Estamos frente a un desafío ético, muchos colombianos aún piensan que los atajos ilícitos son la mejor manera para alcanzar lo que desean en términos de poder, de tener, de saber… El demonio tentaba a Jesús diciéndole ‘si me adoras te daré todos los imperios del mundo’. Que fácil parece volverse poderoso,  basta vender el alma al diablo”.

Sobre este discurso reaccionó monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, obispo de Engativá, para quien el mensaje indica  que el fin no justifica los medios.

Al referirse a la tensión entre Uribe y la Corte, explicó que la Iglesia por principio respeta a ambas ramas del poder pero, agregó, “le pedimos a nuestro Señor que ilumine al Presidente y a aquellas personas que tienen a cargo el manejo del gobierno”.

El cardenal, Monseñor Pedro Rubiano Sáenz, prefirió no entrar en detalles y remató diciendo, “antes de llegar a un referendo se debe llegar a una concertación, gracias al diálogo”.