¿Se irá ‘Lucho’ Garzón del Polo?

Directivas de la colectividad dicen que no lo expulsan, pero advierten que “ambiciones personales” separan al ex alcalde de Bogotá del partido.

En el Polo Democrático ni lo afirman ni lo desmienten. El presidente de esa colectividad, Carlos Gaviria, se limita a decir que “el que esté aburrido, se puede ir”. Y Luis Eduardo Garzón evita dar declaraciones al respecto, no sin antes aclarar que su permanencia en el partido es decisión de otros.

Nadie lanza frases concretas, pero los rumores acerca de la posible salida de Garzón del Polo no han parado desde que el ex alcalde de Bogotá anunció su alianza con el Partido Liberal y otras fuerzas independientes, para escoger un candidato único que enfrente al presidente Uribe, si éste decide lanzarse otra vez.

Lo único cierto es que desde ese momento, la existencia de dos corrientes una de centro y la otra más radical al interior del partido de izquierda más grande del país, se hizo evidente y cada cual comenzó a tirar para su lado. El senador Jorge Enrique Robledo opina que “todo indica que la decisión de Garzón es retirarse del Polo.

 Eso es lo que uno deduce de sus declaraciones”. Y su colega Gustavo Petro cree que hay “perturbación porque Carlos Gaviria quiere ser candidato, lo que ha generado una actitud displicente por parte de los directivos hacia quienes también deseamos aspirar a la Presidencia”.

Por ahora, todo parece estar entre “váyase” y “sáquenme”, todo porque el acercamiento entre Lucho y el jefe único del Partido Liberal, César Gaviria, ha sido tomado por muchos de los integrantes del Polo como una acción a título personal de Lucho Garzón. “Él no puede hacer pactos a nombre de la colectividad sin autorización de sus directivas”, dijeron.

Lo cierto es que desde que hoy, Garzón  guarda “prudente distancia”, como lo cuenta un colega de su partido, y se ha dedicado a explicar su iniciativa en los medios de comunicación con frases como “voy a esa con o sin el Polo”, lo que ha aumentado la tensión.

Y la situación está tan titrante, que la semana pasada el ex alcalde de Bogotá no asistió al consejo ejecutivo al que había sido invitado, a través de una carta, por su jefe de partido, Carlos Gaviria, para que explicara precisamente los alcances de la alianza cvon el liberalismo. “Tampoco contestó la misiva”, le contó Carlos Gaviria a El Espectador.

 

últimas noticias