Supuesto plan contra Correa

El Gobierno de Ecuador denunció que querían atentar contra presidente de ese país. Prensa local asegura que uno de los detenidos es paramilitar.

Un plan para atentar contra la vida del presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue denunciado anoche por el Gobierno de ese país, a través del ministro de Seguridad, Gustavo Larrea.

El funcionario aseguró que tres colombianos y un ciudadano ecuatoriano fueron detenidos en la madrugada del jueves, en los alrededores de la Plaza Grande, en la capital del vecino país, señalados como principales sospechosos de participar en los preparativos del supuesto atentado.

El canal local Ecuavisa informó que uno de los capturados reconoció ser paramilitar —sin indicar cuál de ellos—, pero el ministro Larrea precisó que las autoridades ecuatorianas no estaban en capacidad de confirmar esa versión.

“No tenemos aún información de que pertenezcan a algún grupo armado o al crimen organizado”, dijo Larrea.

La denuncia se conoce seis días después de que los presidentes ecuatoriano, Rafael Correa, y colombiano, Álvaro Uribe, aceptaran —el pasado viernes— restablecer las relaciones diplomáticas, resquebrajadas desde el operativo militar del primero de marzo pasado, cuando fue abatido el número dos de las Farc, Raúl Reyes.

Los cuatro detenidos, según el fiscal ecuatoriano Patricio Navarrete, se encuentran en las dependencias de la Policía Judicial en Quito, donde se les iniciará una investigación de rigor para clarificar si están realmente involucrados en el supuesto plan para atentar contra el presidente Correa.

De acuerdo con la justicia de ese país, se trata de Óscar Peña Hernández, Óscar Jiménez Orozco, Édgar González Nicolta y Santos Camacho, este último de origen ecuatoriano. Según el canal Ecuavisa, uno de ellos reconoció ser paramilitar, pero no especificó cuál de ellos, versión que el gobierno de Correa no confirmó en primera instancia.

El canal también habló de supuestas fotos y croquis en poder de los detenidos, al parecer para detallar la manera de ejecutar el atentado contra el Jefe de Estado.

Al respecto, Gustavo Larrea, ministro de Seguridad Interna de Ecuador, le dijo a Hora 20 de Caracol Radio que el trabajo de inteligencia permitió la captura de estas personas, al tiempo que insistió en que no tiene pruebas de que los detenidos sean paramilitares.

Añadió que desconoce la información publicada por la agencia Anncol, afín a las Farc, donde se asegura que al presidente Correa lo quieren asesinar.

“No tenemos pruebas para señalar alguna organización ni grupo específico, por ahora sólo la investigación nos permitirá determinar si son parte de un grupo y a qué intereses responden”, declaró Larrea.

Explicó además que al momento del operativo los cuatro hombres capturados estaban armados y que fueron seguidos varios días por las fuerzas de seguridad ecuatorianas. No descartó que otros altos funcionarios, aparte del presidente Correa, estén incluidos en una lista para atentar contra sus vidas.

Al cierre de esta edición, el Gobierno colombiano no se había pronunciado sobre la denuncia del gobierno del vecino país.

Larrea aseveró que el ecuatoriano capturado no registra antecedentes penales y que, para establecer el pasado judicial de los tres colombianos, en las próximas horas enviará un requerimiento al DAS.

Los cuatro capturados pasaron la noche en la estación de la Policía Judicial de Pichincha, al norte de Quito.