Uribe no se baja del referendo

La controversia sigue mientras dirigentes políticos le piden retirar su propuesta.

Pese a que la Corte Constitucional decidió que la sentencia sobre el acto legislativo de la reelección es cosa juzgada y que crecen las voces que le piden reconsiderar la presentación de un proyecto de ley para convocar a un referendo que permita repetir las elecciones de 2006, el presidente Álvaro Uribe no se baja de esa idea. “Una cosa es una absolución por asuntos de fondo y otra muy diferente una absolución por prescripción”, les dijo, el jueves en la noche, a varios directores de medios de comunicación, en una reunión informal en la Casa de Nariño.

Según el Primer Mandatario, primero tiene que estudiar “con cuidado” la decisión de la Corte Constitucional de no reabrir la discusión, antes de entrar a analizar si retira su llamado al referendo. Uribe defiende dicha salida como una manera de legitimar su gobierno ante la condena por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia contra Yidis Medina, en la que se cuestionó la manera como se aprobó la reforma constitucional que permitió su reelección. “La justicia deriva del pueblo”, dijo, argumentando que trasladar la justicia a los votos “es preferible a una justicia mediática”. Además, el Jefe de Estado insistió en sus críticas contra la Sala Penal de la Corte Suprema diciendo que “algunos magistrados” mantienen relaciones “no sólo con paramilitares, sino con guerrilleros también” y volvió a  hablar de “investigaciones selectivas” del Alto Tribunal.

El panorama sigue siendo de enfrentamiento y no se vislumbran señales de reconciliación. Mientras tanto, partidos y dirigentes políticos de todas las orillas le pidieron al Primer Mandatario reconsiderar la idea del referendo. El ex presidente César Gaviria, director del Partido Liberal, aseguró recientemente que “es la hora de que el Presidente reflexione, actué como jefe del Estado, respete la función de las instituciones de justicia y busque salidas institucionales y consensuadas para resolver las crisis”. Según Gaviria, las actuaciones de Uribe “parecen más dirigidas a crear crisis que a resolverlas”.

Por su parte, el senador conservador Ómar Yépez le recomendó también al Presidente “no incurrir en aventuras refrendatarias”, ya que nadie discute el respaldo que recibió en su elección de 2006, menos ahora que la misma Corte Constitucional ha dicho que el asunto de la reelección es ya cosa juzgada. Y algunos dirigentes de Cambio Radical, liderados por el representante a la Cámara Ómar Flórez, insisten en que, por el “bien del país”, lo mejor es retirar la propuesta del referendo porque sería irresponsable “enfrentar el pueblo contra los jueces, pues lesiona la estabilidad institucional y el respeto a la ley, pilares fundamentales para la inversión económica y la convivencia ciudadana”.

Sin embargo, el analista Luis Carvajal ve en la actitud del Presidente algo lógico ante su gran popularidad y luego de haber arrinconado a las Farc. “No es cuestión de gustos. Es la realidad. Nadie se deja ‘moler’ y menos teniendo mayorías”, indicó. Lo cierto, por ahora, es que la controversia agita: se proponen marchas para rodear a la Corte Suprema, acalladas momentáneamente por la ‘bulla’ de la liberación de Íngrid Betancourt, al tiempo que el respaldo popular al Mandatario crece como espuma. Y él sigue demostrado que en cuestiones de peleas políticas es un verdadero “gallo” y aplica lo que dicen en la calle: “para atrás, ni para coger impulso”.

Temas relacionados