Uribe sigue en campaña

El Presidente reconoció que le preocupan los posibles ofrecimientos a las Farc en la futura campaña electoral.

El respaldo del ex presidente español José María Aznar a una segunda reelección y lo que puede ser considerado como una ‘puntada’ más del mismo presidente Álvaro Uribe Vélez en ese sentido, fueron los hechos que se robaron la atención ayer, durante el foro ‘Inseguridad, dolor evitable’, organizado por el Partido Conservador. En el acto de inauguración, el Primer Mandatario expresó abiertamente su preocupación porque en futuros ambientes electorales se les ofrezca indulto a las Farc.

“Me da miedo cuando empiece la próxima campaña”, dijo el presidente Álvaro Uribe, y acto seguido enfatizó, tal y como lo hizo en épocas pasadas cuando buscaba la reelección, que sigue en campaña. “Aquí vivimos en campaña. Los únicos gobiernos que sirven son los que viven en campaña, porque están sometidos diariamente a la presión popular. No pueden descansar o pasar los fines de semana tomando whisky, sino a toda hora en trabajo popular. Me preocupa que cuando se entre en esa fase electoral nos vayan a intentar seducir con ofertas a favor de estos ‘arcángeles’ del terrorismo. Tenemos que precavernos para que eso no ocurra”.

El Presidente no ahondó en detalles y cambió a un tema noticioso. Confirmó, como lo dijo ayer El Espectador, que la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt es una de las personas que podría recuperar su libertad, según lo dicho por el guerrillero que llamó a la directora del DAS, María del Pilar Hurtado, ofreciendo entregar a algunos de los denominados ‘canjeables’ a cambio de la no extradición. “A ese guerrillero ya se le mandó una carta —que él pidió—. La envió la directora del DAS, con mi autorización, de que si cumple no se le extradita. Ojalá sea verdad”.

Uribe aprovechó también para responderle a la Corte Suprema de Justicia la comunicación que le envió el pasado miércoles, en la que le pidió cuentas al Ejecutivo sobre las extradiciones de los 14 ex jefes paramilitares que fueron enviados a Estados Unidos. El Primer Mandatario aseguró que está preparando una respuesta y justificó su decisión. “Por fortuna para Colombia se hizo esa extradición, porque con la paz no se puede jugar, el país tiene que hacer respetar la paz”, enfatizó. Según dijo, una de sus razones para extraditar a los jefes paramilitares hacia Estados Unidos es que, gracias a la ello, se agilizó la confiscación de bienes para reparar a las víctimas, porque “había por allá una manipulación para esconder bienes”, señaló.

El foro sirvió también para que la re-reelección presidencial y la política de seguridad democrática recibiera el respaldo de dirigentes tan representativos como el ex presidente español José María Aznar, quien manifestó: “Deseo que el presidente Uribe y su política de seguridad democrática continúen, porque van a ganar la batalla definitiva”. El respaldo no fue menor del ex presidente mexicano Vicente Fox, quien dijo que la seguridad y la libertad son virtudes inminentes. “El ambiente de Colombia es vital para que una persona alcance el bien común”. Y Aznar remató: “Los demócratas tenemos que aunar esfuerzos para que la democracia triunfe”.

Temas relacionados