Transval niega acusaciones de David Murcia

José Luis López, ex representante de Transval, lo reta a la prueba del polígrafo.

Por las dudas que generaron las declaraciones de Gustavo Salazar Pineda, el abogado del máximo jefe de DMG, David Murcia, quien afirmó que el proceso de recolección de firmas del referendo que busca otro período presidencial de Álvaro Uribe recibió aportes de la captadora por 5 mil millones de pesos, el representante de Transval (empresa que facilitó el transporte en este proceso), José Luis López, decidió dar la cara para retar a Murcia a presentar pruebas de su versión e incluso someterse al polígrafo.

¿Cuál es la relación de David Murcia con Transval?

Ni DMG, ni David Murcia, ni William Suárez tuvieron participación en la empresa Transval. Las personas jurídicas son independientes de sus socios.

¿Entonces por qué la acusación?

Se me hace extraño que David Murcia diga que puso la transportadora a disposición y no sé cuánta plata (...) esa es una afirmación atrevida. Totalmente falso.

¿Qué papel jugaron en el referendo?

Nosotros sí custodiamos y transportamos las firmas del referendo aquí en la ciudad de Bogotá. Lo hicimos porque nosotros como una agencia de seguridad creemos en la política de Seguridad Democrática y también lo hicimos porque no nos costaba un solo peso ese servicio.

¿Les salía gratis?

Nuestros vehículos tenían que pasar todos los días por la calle 72 a una cuadra de la sede de Colombia Primero; nosotros recogimos los documentos, los guardamos y finalmente los llevamos a la Registraduría. De ese hecho, sin tener obligación, le dimos reporte a la Unidad de Análisis Financiero del Ministerio de Hacienda.

¿Cuál era la relación entre DMG y Transval?

Nosotros éramos transportadores de DMG. Yo entré como gerente de Transval en febrero de 2008. Cuando salieron los rumores de la ilegalidad de la firma saqué una cita con el general Óscar Naranjo para averiguar sobre este tema. Aunque lo que había era una investigación administrativa, pregunte qué debía hacer y me dijeron que siguiera transportándoles.

¿Qué pasó después?

Mandé cinco cartas a la Fiscalía informando quién era yo y les comuniqué que estaba transportando a DMG , me respondieron que no había problema. También me comuniqué al DAS, a la Superintendencia Financiera y a la Oficina de Lavado de Activos. Siempre estuvimos ceñidos a todas las normas legales.

¿Por qué le cerraron las sedes a Transval?


Es una explicación que nos deben las autoridades que nos intervinieron. Tuve la empresa cerrada un tiempo por parte de la Policía y no hubo ni siquiera orden de sellamiento.

¿Por qué cree que Murcia dijo que había utilizado su compañía para ayudar al referendo?

Insisto en que todo fue un atrevimiento de ese señor. Yo considero que la opinión pública tiene que conocer la verdad. Por eso reto al señor Murcia para que nos sentemos en un polígrafo, en presencia de los medios de comunicación, y que se sepa quién es el que dice la verdad. Si puso algo a disposición, que lo demuestre, porque yo sí tengo las pruebas para decir que eso no es cierto.

¿Estaría dispuesto a ir a la Fiscalía y al CNE?

Por supuesto, y me encantaría. Es que aquí los únicos damnificados no fueron los que metieron plata en DMG, también estamos terceras personas, como nosotros, los empleados de Transval. Además, en todas las juntas de socios ni siquiera aparece que en una sola haya participado William Suárez.

¿Transportaron desde otras regiones del país?

Nunca, eso es falso. Transval lo único que hizo fue movilizar desde la calle 72 con 9 a las instalaciones, y de ahí a la Registraduría. Nunca nada de helicópteros y aviones como dijo David Murcia.

¿Por qué hicieron ese favor?

El representante de dos de las empresas socias de Transval es el señor Jorge Berrío Villarreal y él tiene una amistad de vieja data con Carlos Alberto Jaramillo, representante legal de Colombia Primero. Jaramillo le manifestó el temor a un sabotaje en los documentos, ahí fue cuando se le hizo el ofrecimiento.

Temas relacionados
últimas noticias

El Congreso con el que gobernará Duque

Las prioridades en la nueva legislatura