“Ojalá el milagro se produzca”

Liberación sería en un mes. Gobierno dice estar dispuesto a facilitar las condiciones.

El proceso de liberación del cabo Pablo Emilio Moncayo, secuestrado hace más de 11 años por las Farc, comenzó a caminar ayer mismo, tras el anuncio del comisionado de Paz, Frank Pearl, en el sentido de que el Gobierno “está totalmente dispuesto a facilitar y garantizar las condiciones para que pueda volver a su casa” y de que se reunirá hoy con el delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia, con el fin de coordinar los detalles de la entrega.

Al mismo tiempo, la senadora Piedad Córdoba —a nombre del grupo Colombianos por la Paz— aseguró que la liberación del hijo del profesor Gustavo Moncayo se podría producir en aproximadamente un mes y anticipó que el procedimiento a utilizar sería el mismo de las anteriores liberaciones. Y aunque dijo que otra vez podría contarse con el respaldo logístico del gobierno de Brasil, señaló que iniciará una cruzada internacional en favor del acuerdo humanitario. Córdoba indicó que también hablará con la Cruz Roja.

Mientras tanto, desde Sincelejo, donde se enteró del anuncio de la liberación de su hijo, el profesor Gustavo Moncayo les pidió al Presidente, al Ministro de Defensa y a las Fuerzas Militares no torpedear la entrega y, ante todo, no sembrar dudas sobre el anuncio del grupo guerrillero sobre si lo liberará o no. “Como me lo dijo mi hijo a través de una de las pruebas de supervivencia: la paz es más rentable que la guerra”, manifestó, comprometiéndose a seguir trabajando por la libertad de todos los secuestrados y por la paz de Colombia, causa en la que está seguro lo acompañará su hijo, una vez recobre la libertad.