Los ganaderos y la financiación paramilitar

Se trata de un capítulo de lo que se ha llamado la “paraeconomía”, los nexos de sectores empresariales con las Auc.

La vinculación a investigación preliminar por parte de la Corte Suprema de Justicia del actual senador del Partido de la U Jorge Visbal Martelo, reabre para muchos un capítulo aparte dentro del escándalo de la llamada parapolítica, cuyos alcances aún están por develarse: los nexos de sectores económicos y productivos del país con los grupos de autodefensa.

Según versiones no oficiales, el congresista —quien se desempeñó como presidente de la Federación Nacional de Cafeteros (Fedegan) entre 1991 y 2004— es mencionado en el computador que le fue decomisado a Édgar Ignacio Fierro, alias Don Antonio, y que pertenecía al extraditado jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40. En criterio de los investigadores de la Corte Suprema, dichas menciones permiten concluir que, al parecer, Visbal Martelo tuvo una relación cercana con el jefe del Bloque Norte de las Auc y se habría beneficiado políticamente.

Al conocer la investigación en su contra, el senador de la U reconoció que cuando estuvo al frente de Fedegán defendió no sólo los intereses de los ganaderos, sino también de todos los colombianos: “Teníamos unos compromisos por ley y junto a otros dirigentes gremiales estábamos comprometidos en las labores de paz. Por eso pudimos hablar con los jefes de la guerrilla de las Farc, con el Eln y con las autodefensas. Tengo absoluta tranquilidad”, declaró, indicando de paso que no piensa renunciar a su curul y que está a disposición de la Corte Suprema de Justicia.

Lo cierto es que desde que se comenzaron a destapar los vínculos de sectores de la sociedad colombiana con grupos de autodefensa, más allá de lo político, algunas organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación trataron de poner el dedo en la llaga sobre los nexos de sectores económicos, entre ellos los ganaderos.

Para Camilo González, director de Indepaz, existen declaraciones firmadas por centenares de ganaderos de zonas como el Magdalena Medio, Córdoba y Urabá, que reconocen haber respaldado y financiado grupos paramilitares.

“Hay algo que es alarmante: el actual presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, dijo que desde el gremio ganadero se auspició a los paramilitares y lo justifica como una medida de autodefensa. Por eso no es de extrañar que la Corte vincule en investigación a quien fue una de las figuras emblemáticas de Fedegán en el pasado”, expresó González.

El Espectador trató de comunicarse con Lafaurie, pero éste se encuentra fuera del país. Sin embargo, un repaso a los medios de comunicación constata que en noviembre de 2006, efectivamente el presidente de Fedegán admitió que en el pasado los ganaderos financiaron a grupos paramilitares, al tiempo que exhortó a los miembros del gremio a comparecer ante la justicia si tienen alguna responsabilidad.

En ese entonces, Lafaurie dijo que si los jueces llaman a esos ganaderos, ellos tendrán que responder ante la sociedad. “El gremio tiene la valentía de asumir la responsabilidad de que en el pasado financió el movimiento paramilitar del país”, añadió.

En una investigación adelantada por la misma Indepaz —sobre lo que denomina “paraeconomía”— se hace una relación sobre las empresas que han sido mencionadas en versiones libres por los mismos jefes paramilitares, entre las que se incluyen varias vinculadas al sector ganadero. Es el caso, por ejemplo, de Coolechera y Lácteos del Campo, referidas en el computador de Jorge 40. Por eso, sin duda, la vinculación de Visbal Martelo podría seguir abriendo la puerta esa llamada “paraeconomía”.

140932

2009-05-14T21:46:00-05:00

article

2009-05-14T21:47:37-05:00

none

Redacción Política

Política

Los ganaderos y la financiación paramilitar

45

3709

3754