A propósito del 4 de Julio

El 4 de Julio, los estadounidenses conmemoran aquel día en 1776, en que representantes de las 13 colonias originales firmaron la Declaración de Independencia.

El 4 de Julio, los estadounidenses conmemoran aquel día en 1776, en que representantes de las 13 colonias originales firmaron la Declaración de Independencia y se inició el proceso para convertir a Estados Unidos en la nación soberana que es hoy. Mientras que los estadounidenses festejan la Independencia de la nación en el país con desfiles, fuegos artificiales y asados, aquí en Colombia celebraremos no sólo nuestra propia historia, sino también la de nuestra fuerte relación bilateral con Colombia.

Las excelentes relaciones diplomáticas entre los dos países empezaron en 1822, cuando el presidente de EE.UU. James Monroe recibió al encargado de negocios de Colombia, Manuel Torres. Al año siguiente, EE.UU. envió a su primer representante a establecer una misión en Colombia. Así, dos países jóvenes forjaron un vínculo fundamentado en la común experiencia de la lucha por la independencia y la libertad. Los pueblos de Colombia y Estados Unidos comparten más que los principios comunes. Creemos en el Estado de derecho y el respeto por los Derechos Humanos. Buscamos la igualdad, la seguridad y la prosperidad económica. Colaboramos en la lucha contra las drogas y el terrorismo y promovemos el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

Hace poco asistí a la ceremonia de clausura de una conferencia sobre el desminado humanitario, donde gobiernos, militares, comunidades civiles y las ONG de EE.UU. y Colombia revisaron acciones hacia el futuro para liberar a Colombia del flagelo de las minas antipersona. En junio, el presidente Uribe y yo visitamos juntos el buque hospital USNS Comfort en Tumaco, que tenía una tripulación médica internacional que  atendió a más de 12.000 pacientes, practicó cirugías, entregó anteojos y realizó consultas odontológicas.

La relación entre Colombia y EE.UU. es ahora más fuerte que nunca. Ha evolucionado por más de 180 años. Continuará rindiendo frutos durante la administración Obama y en los años venideros. Nuestras relaciones bilaterales alcanzarán dimensiones nuevas, pero tanto nuestra historia conjunta como nuestros valores y aspiraciones siempre serán sus cimientos. Hoy celebro los 233 años de la Declaración de Independencia de EE.UU. Y también celebraré lo que nuestros dos países han logrado y continuarán logrando, al trabajar unidos para seguir fomentando la seguridad, la prosperidad y la democracia.

*Embajador de Estados Unidos en Colombia