Polo le pide al jefe del partido no meterse en asuntos de la Alcaldía de Bogotá

Jaime Dussán, por su parte, asegura que quiere “darle recomendaciones” a Samuel Moreno.

En un sacudón de marca mayor, que amenaza con afectar las relaciones entre el Polo Democrático y la administración del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, se están convirtiendo las declaraciones públicas del presidente de esa colectividad, el senador Jaime Dussán, quien recientemente se refirió a posibles cambios en el gabinete distrital. Al respecto, se escuchan voces desde todos los lados que le piden al nuevo jefe único del partido de izquierda que “no intervenga” en decisiones que le competen de manera exclusiva al mandatario local y que más bien se dedique a atender los temas en el Polo, especialmente que haya imparcialidad para los tres precandidatos presidenciales que se alistan para la consulta abierta de septiembre.

En concreto, el aspirante presidencial por ese movimiento Gustavo Petro le dijo a El Espectador que le parece “lamentable” la actitud de Dussán —quien aparentemente estaría buscando la salida de, entre otros funcionarios, Clara López, secretaria de Gobierno de Bogotá—. En opinión de Petro, la relación del Polo con la administración Moreno “debería ser programática” y no intervencionista.

“Lo único que le exijo a Dussán es neutralidad. Yo, hace rato que no tengo incidencia en lo que pasa en el Polo. Es Carlos Gaviria quien ha dirigido la colectividad, él puso a un amigo suyo en la presidencia del partido y ahí están los resultados”, afirmó el senador.

En igual sentido se pronunció el concejal por la capital Antonio Sanguino, quien expresó que a Dussán “le queda muy mal ordenarle cambios al Alcalde, pues éste no fue elegido para obedecerle al Polo. Zapatero a tus zapatos”.

El tema parece haber llegado a un punto tal que, según trascendió entre fuentes no oficiales, Moreno estaría “muy disgustado” con el Presidente de su partido, quien se atrevió incluso a calificar la gestión del saliente secretario de Planeación, Óscar Molina. “Era lento en las decisiones”, habría dicho Dussán sobre el ex funcionario.

Al respecto, este diario consultó a Clara López, secretaria de Gobierno y uno de los más importantes alfiles del gabinete del Distrito, quien, advirtiendo antes que sus relaciones con el jefe de su partido son muy cordiales, dijo sin mencionar nombres propios que “hay personas que buscan presionar al Alcalde, pero resulta que el Alcalde no se deja presionar. El rol del director del Polo es llevar a buen puerto al partido. Asimismo, el rol de Moreno es sacar adelante a la ciudad”.

Pretendiendo acallar los rumores, López no sólo aseguró que “no es cierto” que los altos funcionarios de la Alcaldía estén temblando, como se ha afirmado en varios medios de comunicación, sino que anunció que por ahora no tiene pensado renunciar a su cargo. “Aquí nadie está temblando. Pienso que las relaciones entre miembros de una colectividad deben ser responsables y respetuosas”.

Quien se fue lanza en ristre contra todos aquellos que critican a Dussán fue el senador del Polo Jorge Enrique Robledo, quien se refirió a las acusaciones contra el jefe de la colectividad, de quien se dice cuenta con un gran poder burocrático dentro de la administración local. “Las acusaciones sobre corrupción que le han hecho son irresponsables y poco serias”.

Puntualmente, Robledo dijo que lo afirmado por el concejal Carlos Vicente de Roux —quien en declaraciones a la prensa afirmó que la presidencia de Dussán sería perjudicial para el Polo— “sólo busca conseguirle votos a Petro.

Sobre toda esta polémica, el jefe único de la colectividad de izquierda más grande del país declaró que lo único que él busca es “darle recomendaciones” al Alcalde para que “gobierne con gente capaz y comprometida con el Polo”.

“Me tergiversaron”: Jaime Dussán

“Le dije a un periodista que me entrevistó para hablar de temas de la Alcaldía que no me pusiera fuera de contexto. Me tergiversaron. Lo que pasa es que hay una conspiración contra el Alcalde. Para eso están usando al concejal Carlos Vicente de Roux. Mi estilo es dar recomendaciones. Sólo quiero que se gobierne con gente capaz, pero eso es decisión de Moreno”.