Si puede, Uribe será candidato

Congresistas de la coalición salieron convencidos tras reunión en Palacio.

Por lo que se escuchó el martes de boca de algunos congresistas de la coalición de Gobierno, a la salida de una reunión en la Casa de Nariño con el presidente Álvaro Uribe, la famosa “encrucijada del alma” de la que alguna vez habló el primer mandatario, refiriéndose a la posibilidad de buscar un tercer mandato, está ya resuelta: si el referendo es aprobado en el Legislativo y supera el examen de la Corte Constitucional, buscará una segunda reelección.

En un desayuno realizado el martes en el Palacio Presidencial, el Jefe de Estado casi que le exigió a su coalición definir de una vez por todas si apoyará o no la iniciativa popular. Y aunque desde la misma Casa de Nariño algunos voceros se apresuraron a aclarar que lo que el Presidente había querido decir era que una segunda reelección sólo es considerada como “última opción” en caso de que no se garantice la continuidad de sus políticas, lo cierto es que para muchos en el escenario político nacional “más claro no canta un gallo”.

Fue el senador Marco Alirio Cortés, del Partido de la U, quien reveló que el presidente Uribe les expresó que si se aprueba el referendo, él aceptaría la determinación popular de presentar su nombre a la Presidencia de la República. “Yo lo noté con ganas y con mucho entusiasmo de continuar”, dijo Cortés. Por su parte, el también senador Juan Carlos Vélez aseguró que según la disposición que palpó en el Presidente, “si se aprueba el referendo, él va para adelante”.

Por lo hablado en el encuentro, dijeron los congresistas, al Presidente le preocupa que el referendo se muera por falta de tiempo. Por eso les pidió a sus congresistas definirse cuanto antes. “Tiene que ser rápido, porque ya los tiempos prácticamente no se darían y ese es el afán que tiene el Presidente, si va a haber referendo o no… Esto se tiene que definir entre el miércoles y el jueves, para que la próxima semana se pueda votar la conciliación”, agregó Vélez.

Sin embargo, no todos los presentes en el desayuno escucharon al jefe de Estado en esos términos. “La conclusión que yo saco es que el Presidente subrayó que si el Congreso quiere negar el referendo por inconveniente, lo puede hacer, pero no por miedo a la Corte”, señaló el senador Armando Benedetti, mientras que Dilian Francisca Toro, senadora, aseguró que lo que el Presidente había dicho era “el nombre mío déjenlo, que lo más importante es que conservemos la coalición para las próximas elecciones”.

En la misma orilla se ubicó Luis Carlos Restrepo, jefe del Partido de la U, cuando afirmó que “yo no creo que el Presidente haya tomado una decisión” frente a la reelección y en un comunicado oficial señaló que “lo que ha planteado (Uribe) es la necesidad de que el Congreso tome una decisión” en ese tema.

Cierto o no, la versión alborotó el avispero político. Para la senadora y precandidata liberal Cecilia López, si bien “el destape” del Jefe de Estado es un hecho positivo, pues permite clarificar el panorama electoral, también representa una mala noticia para la democracia. Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, manifestó que no habrá un tercer período y “el presidente Uribe se quedará con los crespos hechos”, porque “dentro del propio uribismo están hasta la coronilla con ese tema del referendo y la reelección”.

“Está bien que Uribe aclare su posición y que de una vez por todas diga que va a aspirar a un tercer mandato. Nosotros en el liberalismo lo teníamos claro desde hace tiempo y ahora les toca al Partido Conservador, al de la U, a ‘Uribito’ y los otros precandidatos decidir si siguen en campaña o apoyan a su jefe”, enfatizó el  precandidato liberal Héctor Helí Rojas.

En el Congreso, el tema de la conciliación del referendo sigue siendo el nudo gordiano que hay que destrabar para que el deseo de la tercera candidatura del primer mandatario comience a hacerse realidad. El martes estaba prevista una reunión de los conciliadores de la Cámara y de los 25 miembros de la comisión sólo asistieron ocho, entre ellos dos de la coalición: Pedrito Pereira y Óscar Arboleda, coordinador ponente. A juicio del congresista liberal Carlos Arturo Piedrahíta, si los conciliadores no cumplieron la cita fue porque no tenían los votos, de lo contrario hubiesen aprovechado para sacar el trámite adelante. “Tengo entendido que les faltan seis votos”, dijo.

El tiempo se agota. El plazo puesto por el ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio —18 de agosto—, parece que no podrá ser cumplido. Claro que ya dicen en el Capitolio que falta ver qué efecto tiene en las filas del uribismo la notificación del jefe mayor, el presidente Álvaro Uribe, en el sentido de que si hay referendo buscará la reelección.

Temas relacionados