“El referendo, corrupción sistemática”: Rafael Pardo

Dice que el ministro del Interior, Fabio Valencia, está ofreciendo cupos de contratación de hasta $6 mil millones. Asegura que si el referendo se aprueba, no hay cómo hacerlo antes de las elecciones, a menos que se viole la ley.

Durante los últimos días, el precandidato liberal a la Presidencia Rafael Pardo ha encabezado la ofensiva antirreeleccionista de la oposición ante los medios de comunicación y ante los tribunales judiciales. Sin medias tintas y con nombre propio, en diálogo con El Espectador dice que el ministro Fabio Valencia Cossio está comprando votos para el referendo reeleccionista, proceso que considera uno de los actos de corrupción más grande que ha vivido el país en los últimos tiempos.

¿Cómo ve el trámite del referendo en el Congreso?

Todo paso del referendo es ilegal y la manera como están consiguiendo votos es censurable. Es un referendo ilegítimo.

¿En qué basa sus denuncias sobre compra de votos a través del Ministerio del Interior?

El Fondo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana es una cuenta administrada por este Ministerio para financiar la construcción de estaciones de Policía o compra de vehículos, pero Fabio Valencia Cossio lo tiene para favores políticos. 52 palacios municipales han sido hechos con esa plata y esos contratos son insinuados por congresistas. El Ministro salió a decir que yo estaba diciendo mentiras, que todo era técnicamente seleccionado, pero resulta que en la página en internet del senador Jorge Pedraza, aparece inaugurando el centro municipal de El Calvario, Meta, con estos recursos.

¿Y qué tiene que ver eso con el trámite del referendo?

El trámite requiere votos y que la gente que está en la coalición tenga favores del Gobierno. Para eso están usando ese fondo.

¿Por qué demandó a los representantes que votaron el referendo en la comisión de conciliación?

Es triste que los congresistas, por seguirle la partitura al Gobierno, se metan en problemas judiciales. Aceptaron participar en la conciliación y firmaron el acta sabiendo que estaban impedidos, como lo declararon después ante la plenaria. Eso lo tiene que investigar la Corte. El Gobierno los utiliza para sacar el referendo a cómo dé lugar y después los va a dejar tirados en el camino.

Ellos han dicho que lo van a demandar por falsa denuncia...

Que lo hagan, pero si no pongo esa denuncia la hubiese puesto cualquiera. Es el Gobierno el que los está llevando a los estrados judiciales.

Es claro que el Gobierno le ha metido el acelerador a la aprobación del referendo...

Lo que me parece trágico es que para el Gobierno el fin justifique los medios y esos medios sean la corrupción. Este es el proceso de corrupción sistemática de alto nivel más escandaloso que se haya visto en los últimos años. Si lo de Yidis y Teodolindo nos pareció escandaloso, esto va a implicar un proceso judicial que va a pesar mucho en la vida política.

¿Se debe caer el referendo en la Corte Constitucional?

Todo lo que ha pasado con el referendo ha sido ilegal. Desde la recolección de firmas, la financiación, el trasteo de las firmas por DMG, la aprobación en la Cámara la noche que llamaron a extras, el cambio de pregunta en el Senado y la conciliación.

Dicen los uribistas que lo que hacen es abrir la posibilidad de que el pueblo se exprese...

En la democracia, las formas son tan importantes como el contenido porque son las reglas de juego que le dan legitimidad a un proceso. Si no hubiera formas, y las formas son las leyes, pues estaríamos en la ley de la selva.

Y afirman que una segunda reelección nos asegura continuidad en la seguridad democrática...

Es insensato pensar en modificar el esquema de seguridad que ha demostrado ser necesario. Yo estoy convencido de que no se debe dar ni un milímetro atrás en la presión a la guerrilla. Lo que pasa es que hay gente que quiere que Uribe se quede de por vida, sin importar si se hace a costa del abuso del poder. Lo más curioso es que saben que si el referendo se aprueba, no hay cómo hacerlo antes de las elecciones, a menos de que sigan violando la ley.

Otra versión es que sus denuncias son argucias...

La voluntad del pueblo está condicionada al cumplimiento de las normas. Las leyes nos defienden de la arbitrariedad. Ahora se pretende asegurar gobernabilidad a través de procedimientos corruptos.

¿Se refiere usted a casos como la denuncia del representante Rozo con lo del Sena?

Le dijeron “pida lo que quiera”, y no se referían a temas programáticos sino a contratos. Eso se tiene que investigar, lo mismo que la conducta de tres congresistas que habían dicho que no firmaban la conciliación y dos días después lo hicieron. Dicen que el Ministro del Interior está ofreciendo cupos de contratación de hasta $6 mil millones para conseguir los votos.

¿Cómo interpreta el contexto político sobre el que está armado el referendo, el famoso Estado de opinión?

Yo no le doy importancia a eso. Lo que sí no concibo es que el Estado de Opinión se aproveche como un motivo para saltarse el Estado de Derecho.

¿Hay candidatos del uribismo tratando de trancar el referendo?

¿Se acuerdan de Michael Schumacher, que ganaba todas las carreras en la Fórmula Uno? La esperanza de los demás era que pinchara. Eso le pasa a los uribistas con Uribe y el referendo. Santos, Arias y Noemí están esperando que pinche el referendo, ese es su deseo más íntimo. Claro que tienen que salir a decir que les gustaría otra reelección.

Pero usted fue uribista y votó a favor de la primera reelección...

Pero me salí del uribismo y creo que una reelección indefinida es inconveniente.


¿Cómo ha visto el papel de la Corte Suprema de Justicia?

A pesar de las múltiples presiones y de los intentos de descalificar a sus magistrados, ha sido para el país un dique de estabilidad importante y ha demostrado que hay instituciones que no se dejan intimidar.

Hay quienes creen que es a la Corte Constitucional a la que le corresponde evaluar el trámite del referendo...

La Corte actúa dentro de sus funciones y recibe presión porque tiene que investigar penalmente la cúpula de la política.

Dicen que el presidente Uribe no se va a lanzar y que está cañando...

¿Un cañazo de $100 mil millones, con un proceso que está generando inestabilidad en Colombia? Sería una irresponsabilidad máxima. El Presidente quiere ser candidato y está haciendo lo posible por lograrlo.

¿Qué consecuencias le traería al país un tercer mandato de Uribe?

Lo de Perú con Fujimori. Fujimori era el presidente más popular del Perú hasta el día que abandonó el poder. El país caería en un abismo, pero antes de ese tercer mandato, lo que sería tremendamente nocivo para Colombia es ocho meses de interinidad si la Cámara aprueba el referendo.

Los reeleccionistas ven un nuevo período de Uribe como la manera de blindarnos ante la amenaza chavista...

La estrategia es meter miedo. Antes eran las Farc y ahora es Chávez. Es absurdo.

¿Y cómo ve el lío con Venezuela y Ecuador?

Gravísimo. Es el problema más serio que tiene Colombia hoy y se debe a una política internacional equivocada. Colombia tiene que ser parte del proceso de integración suramericana y no puede darle la espalda con la idea de que Estados Unidos le favorece más, así estas relaciones sean buenas e indispensables.

La discusión hoy es lo de las bases colombianas con militares gringos...

Con Ecuador la relación es mala desde el bombardeo al campamento de Raúl Reyes. Y con Venezuela es intermitente desde Pastrana. Colombia ha descuidado un tema fundamental y es que Chávez amenaza con agresión económica y eso está prohibido por las Naciones Unidas. Más que sacar fotos o grabaciones de computadores, lo que se tiene que plantear es ese tema.

Si usted fuera presidente, ¿cuál sería su postura con Chávez y Correa?

De vigilancia con dignidad. Ellos han tenido posiciones no sólo antiuribistas sino anticolombianas.

Ha comenzado a escucharse una propuesta en el sentido de que si Uribe es candidato, la oposición no vaya a las elecciones...

El Partido Liberal va a tener candidato, esté quien esté en competencia. Nunca hemos pensando en nada distinto que fortalecer nuestra unidad y buscar coaliciones útiles y necesarias para tener mayorías.

¿Con Vargas Lleras, por ejemplo?

Con cualquiera. Las buscaremos en diciembre.

La consulta liberal se ha venido calentando porque se dice que usted es el preferido del ex presidente Gaviria.

La candidatura no la define el ex presidente Gaviria sino los votos.

Si no es Uribe al otro lado, ¿con quién cree que será el pulso?

Me parece que los conservadores quemaron las naves antes de tiempo, porque ya no van a tener candidato único, a menos que ya no sea por consulta sino a dedo. En la U, al único candidato que veo es Santos.

¿Estaría dispuesto a ser fórmula vicepresidencial de alguien?

Primero tengo que ganar la consulta.

¿Cuál es el fundamento con el cual quiere ganarla?

Colombia tiene que plantear una política que busque un acuerdo sobre hacia dónde vamos, más que seguir en las controversias del pasado. “El siguiente paso”. Y el tema central es igualdad de oportunidades. Somos un país con desigualdades grandes y crecientes en lo personal, en lo étnico, en lo de género, en lo regional. Lo que tiene que buscar un gobierno es cómo distribuir  oportunidades.

La gente del común dice que usted es demasiado serio…

Me queda difícil cambiar, aunque de todas maneras pienso que esto es un tema muy serio y no de chistes ni simpatías. Hay candidatos cuentachistes y simpáticos, pero yo no soy así, ese no es mi estilo y no creo que lo que el país necesite un presidente chistoso.

¿El preferido de Gaviria?

Dicen que el jefe del Partido Liberal, el ex presidente César Gaviria, tiene a la maquinaria trabajando para la candidatura de Pardo. “Eso no es sino puro cuento”, responde el precandidato, agregando que si bien las encuestas le favorecen, “todavía hay que trabajar mucho”.

Otro de los señalamientos que se han hecho tiene que ver con la presunta colaboración que en Antioquia le presta a la campaña de Rafael Pardo el ex congresista César Pérez García, involucrado en la investigación por el asesinato de Galán. “Él no está en mi campaña. Todos esos rumores no son más que una pelea regional de Antioquia y que Aníbal Gaviria quiere trasladar al ámbito nacional. Pero no me voy a meter en ese tema”, enfatizó Pardo.

Temas relacionados
últimas noticias

El gabinete de Duque por regiones

Duque anuncia a Susana Correa Borrero en el DPS

Mockus, una vida de provocaciones