Los apoyos de AIS a Álvaro J. Correa Borrero

Consejo Nacional Electoral anunció apertura de investigación a financiación de la campaña.

El nombre de Álvaro José Correa Borrero apareció en medio de la polémica entre el precandidato conservador Andrés Felipe Arias y el periodista Daniel Coronell, quien en su columna de la revista Semana reveló que algunos de los aportantes a su campaña presidencial fueron beneficiados en el pasado con subsidios del polémico programa Agro Ingreso Seguro, entre ellos Correa Borrero y su padre, Álvaro Correa Holguín. El hermano de este último, Jaime Correa Holguín, fue presidente y actualmente es miembro de la junta directiva del Ingenio Mayagüez, empresa también beneficiaria de los incentivos gubernamentales.

Según Coronell, a través de sus empresas familiares los Correa recibieron más de $700 millones de Agro Ingreso Seguro y hoy se han convertido en financiadores de la candidatura de Arias. Este lunes, en un encuentro verbal a través de la emisora radial La FM, Arias se defendió diciendo que “no es ilegal que una persona que haya recibido ayuda del Estado dé plata para una campaña”, y tras reconocer que Correa Borrero había recibido subsidios y era uno de los aportantes a su candidatura, señaló que ello lo había hecho “a título personal”.

Lo cierto es que el pasado 10 de diciembre de 2009, Álvaro José Correa Borrero, como gerente de Inversiones Alvalena S.A., fue interrogado por la Fiscalía dentro de la investigación que se adelanta por las irregularidades de Agro Ingreso Seguro, diligencia en la que estuvo acompañado por el abogado Juan Carlos Prías Bernal. En su declaración, conocida por El Espectador, confirmó que su empresa fue beneficiada con cinco apoyos en la línea de riego y drenaje, aunque el último estaba suspendido temporalmente y aún no había sido desembolsado.

Según explicó, dichos subsidios fueron entregados así: uno para la hacienda Alvalena, por $60 millones aproximadamente; otro en la hacienda La Barbarita, de $90 millones; el tercero en la hacienda La Primavera, por $255 millones; el cuarto para la hacienda Río Rita, por cerca de $201 millones, y finalmente —el que se encuentra suspendido— para un proyecto en la hacienda California Bolo, del cual Correa Borrero dijo no recordar el monto.

El empresario dijo que desde 1984 se encuentra vinculado al sector cañicultor y no haberse comprometido con el Estado a dar alguna contraprestación por haber recibido los subsidios. Asimismo, manifestó que ningún funcionario del Ministerio de Agricultura, del Incoder, ni del IICA se ha comunicado con él para acordar la forma como debía declarar ante la Fiscalía. Por otra parte, a una pregunta sobre si conocía que la Ley establece que los subsidios para la adecuación de tierras sólo pueden entregarse por una sola vez a pequeños productores, Correa Borrero expresó que tenía entendido que las convocatorias de Agro Ingreso Seguro para riego y drenaje “no tenían ningún tipo de limitación en cuanto al tamaño patrimonial de las empresas”.

Hasta el momento, la Fiscalía no ha tomado determinaciones sobre las supuestas irregularidades de AIS. Lo cierto es que la tormenta política en torno a Arias crece a raíz de las denuncias de Coronell. El lunes mismo, el Consejo Nacional Electoral anunció que abrirá investigación preliminar contra la campaña del ex minagricultura y su financiación, mientras que el presidente del Partido Conservador, Fernando Araújo, dijo que se le pondrá mucha atención la financiación de las consultas y que en el caso de los precandidatos, los aportes que se entreguen a la colectividad no pueden ser redireccionados a alguien en particular.

186677

2010-02-08T22:50:16-05:00

article

2010-02-08T22:50:16-05:00

none

Redacción Política

Política

Los apoyos de AIS a Álvaro J. Correa Borrero

45

3653

3698