La carta de San Andrés

William Bush, candidato al Senado por el liberalismo.

Desde que San Andrés se anexó a Colombia —en julio de 1822—, nunca un isleño ha llegado al Senado de la República. William Bush Howard quiere romper con esa historia y tras una carrera en el sector público y diplomático —su más reciente cargo fue como director de la Oficina de América del Ministerio de Relaciones Exteriores, desde la cual se coordinan las relaciones con los países de todo el continente—, aspira hoy a la Cámara alta del Congreso por el Partido Liberal.

¿Por qué quiere llegar al Senado?

Porque deseo aportar la experiencia que tengo en cuanto al manejo internacional y en el sector financiero para rediseñar la política exterior colombiana. Fui cónsul en Canadá y el haber estudiado en Estados Unidos y vivido fuera del país por diez años me hace conocedor de los problemas que tenemos los colombianos en el exterior.

¿Y cuáles son sus propuestas de campaña más importantes?

Quiero que San Andrés sea un puerto financiero internacional, que se convierta como un Panamá o una Gran Caimán, obviamente con todos los controles. Esa fue una propuesta que alguna vez hicieron Fenalco y Anif, y que quiero retomar. Propongo modificar el papel del Gobierno en el manejo del comercio exterior y la inversión extranjera. Hay que sacar una nueva Ley de Juventudes, quiero crear un Ministerio del Mar, hacer una ley para fortalecer el papel de la Contraloría, una para la defensa de los derechos de la mujer, otra para incrementar las penas a traficantes de especies en vías de extinción y otra para vetar de por vida a los funcionarios que se vean involucrados en actos de corrupción.

¿Convertir a San Andrés en puerto financiero no implica un riesgo en cuanto a que se convierta en paraíso fiscal?

No. Existe una entidad internacional que controla esos centros financieros. Eso tiene su régimen e incluso implicaría cambiar la política monetaria en el país. Hay muchos colombianos que tienen inversiones en Panamá y la idea es atraerlos.

¿Y qué beneficios tendrían?

En impuestos. Que los colombianos prefieran ir a San Andrés —que es su propio país— a manejar su dinero, antes que irse para Panamá.

Su lema es ‘La voz de la juventud’, ¿por qué?

Porque además de mis proyectos en favor de los jóvenes, estoy rodeado de un equipo cuyos integrantes no superan los 25 años. Han sido mis alumnos en universidades donde dicto o he dictado clases: la Javeriana, la Sergio Arboleda y la del Rosario.