‘Haría alianza con Fajardo, Petro y Pardo’

Luis Eduardo Garzón se refiere al proceso del Partido Verde.

Después de militar en el Partido Comunista y de participar en la creación de partidos como el Polo Democrático Independiente, Luis Eduardo Garzón encontró su lugar en el Partido Verde. Hoy, junto a Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, forman el trío de los ex alcaldes de Bogotá que buscan ganar la consulta interna de la colectividad para convertirse en candidato presidencial.

El Espectador habló con este ex dirigente sindical sobre la campaña, su antiguo partido y el panorama político nacional.

¿Qué percepción tiene sobre la consulta interna de su partido?

Es una competencia en lo positivo, porque de alguna u otra manera hemos hecho debates todos los días, en la calle, con los medios, en universidades, y el debate parece no percibirse porque la gente está acostumbrada al adjetivo descalificador, a demostrar quién es el menos malo, pero aquí estamos demostrando quién es el mejor.

¿Son conscientes de que la polarización en el Partido Conservador les puede afectar?

Es cierto, pero es decepcionante que la gente votara buscando el menos malo o en contra. Sería terrible porque esa es una manipulación del ejercicio político. Este país necesita después de Uribe una propuesta de construcción de ideas e iniciativas, más que cuestionamientos. Siento que la consulta conservadora va rumbo a una baranda fiscal. A una la acusan del tema del Palacio de Justicia y al otro de Agro Ingreso Seguro. Ni debates han tenido porque ni se encuentran. En esa consulta están buscando quién es el que más ama a Uribe y creo que eso es fatal para Uribe, para los conservadores y para un proyecto político.

¿Qué responsabilidad le cabe en los problemas del Alcalde de Bogotá, teniendo en cuenta que usted lo antecedió?

No sé porque eso le corresponde a los órganos de control, pero uno no puede ocultar ningún tipo de responsabilidad en la vida pública. Valorización, yo fui el que la hizo aprobar, hoy su ejecución le corresponde al Alcalde. Recibí la fase II de Transmilenio, y asumí su administración, me la dejaron contratada y la NQS y la carrera 30 están perfectas, pues no tienen ni una losa levantada, pero tuve problemas con los diseños de servicios. La fase III la contraté.

¿Y en el tema de la calle 26?

El que contrató y el que hizo los diseños fue Lucho Garzón, pues tiene que estar investigado, pero le voy a decir una cosa, todos acompañamos esto, pues participaron la Procuraduría, el Zar Anticorrupción, con controles, con los propios contratistas.

Usted llegó a la Alcaldía por el Polo Democrático, ¿cree que los electores le van a cobrar su cambio de partido?

Llegué a la Alcaldía con el Polo Democrático Independiente, cuando a mis espaldas hicieron el Polo Democrático Alternativo, que era gente que no había apoyado mi campaña, que colocaba que el centro de la discusión era la unidad de los izquierdistas y no de los demócratas. No compartí eso, porque era un retroceso. Y también digo con respeto, el Polo Democrático hoy es más Anapo que Polo. Por eso promuevo la Selección Brasil, gente amarilla que me va a acompañar con la gente verde aquí.

¿Con quién estaría dispuesto a hacer alianza en la segunda vuelta?

Con tres personas me gustaría acercarme. En la eventualidad que yo sea el candidato me parece clave mirar a Sergio Fajardo, Gustavo Petro y Rafael Pardo, me parece que haríamos un combo ágil, fresco y no soberbio en relación con la política.

¿Enfrentando a Santos, Vargas Lleras y al candidato conservador?

Me parece que la familia uribista se ha portado muy mal, no se había enfriado el cadáver del referendo y cayeron como chulos. De esos que juran amor eterno, líbranos señor, porque terminan más promiscuos. Esa coalición no debe girar en torno al amar a Uribe sino a Colombia, que tiene problemas muy graves. Creo que hay una actitud interesante de Vargas Lleras y que es tener carácter, y me parece que él no va a tener a un ex presidente de jefe, en caso de que gane.

¿Qué piensa de los anuncios de liberación de Emilio Moncayo y José Daniel Calvo en estos momentos?

Extraordinario que el profesor Moncayo pueda ver a su hijo, pero me parece terrible que manipulen. No sé qué es más grave, si secuestrar o la manipulación del secuestro y en ese sentido trabajar por hacer un papel protagónico alrededor de la gente es muy doloroso. Tengo claro que Álvaro Uribe agotó temas frente a las Farc.

Uno, el despeje, en un gobierno mío, negociamos en el Vaticano o en el Palacio de Miraflores; dos, el secuestro quedó ilegitimado, y tres, renuncien a que la toma del poder es por la vía armada. ¿Qué es más valiente, luchar como lo estoy haciendo yo, con un escenario tan complicado que cualquier cosa que uno diga en contra de Uribe de una lo tildan de ser miembro de las Farc, o seguir en el monte?

¿Qué sucederá si pierde?

Estaré a disposición de quien gane, haciendo lo posible para que incorpore algo de mi agenda.

 

últimas noticias