Los verdes en la contienda electoral

Los tres fueron exitosos alcaldes de Bogotá y después de buscar una colectividad para seguir adelante con sus proyectos públicos, terminaron uniéndose en una misma empresa: el Partido Verde.

Pero como representan vertientes distintas, acordaron un procedimiento democrático para seguir apoyándose: la consulta que hoy define en las urnas quién de los tres será el candidato presidencial para desarrollar un modelo de gobierno en el que impere la dialéctica.

Se trata de una contienda con mucha altura, buenas ideas y casi cero ataques. Antanas Mockus, dos veces alcalde de Bogotá, es el alma y nervio del modelo de cultura ciudadana que, de cierta manera, transformó a la capital. Enrique Peñalosa es un gerente en toda la extensión de la palabra. De sus empeños surgió, por ejemplo, la implementación del Sistema Transmilenio, que hoy interesa a otras ciudades no sólo de Colombia, sino del continente.

El tercero a prueba es Luis Eduardo Garzón, quien desarrolló en Bogotá un eficaz modelo de política social incluyente. Nació políticamente en la izquierda, su formación fue el sindicalismo, sobrevivió a los duros momentos de los años 80 y estuvo en la creación del Polo. Hoy, como sus rivales y copartidarios Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, aspira a gobernar a Colombia con los mismos procedimientos con que lo hizo en Bogotá.

Es una consulta distinta. Los tres saben que al no sumarse a los partidos tradicionales o a las colectividades mayoritaria de los últimos tiempos, su única opción era unirse. Y lo hicieron con éxito. Hoy, en las urnas, representan el nacimiento de una nueva opción con un sello distintivo que en otras sociedades del mundo ha tenido mucho éxito. Pero todo está por verse. El Partido Verde se deja contar y aspira a que en el Congreso también tenga presencia. Pero uno solo de sus líderes será el candidato.

Temas relacionados