Se reaviva polémica por los falsos positivos

Ex ministros de Defensa desmienten a Juan M. Santos.

Diversas polémicas se suscitaron en el país por el caso de los llamados falsos positivos. La primera surgió ante las declaraciones que publicó el jueves El Espectador, en las que el candidato a la Presidencia por el Partido de la U, Juan Manuel Santos, explicó que desde hace 26 años se venían dando asesinatos de civiles para presentarlos como muertos en combates con la guerrilla.

Ante estas afirmaciones, Rafael Pardo, candidato presidencial del Partido Liberal, y Marta Lucía Ramírez, precandidata del Partido Conservador, desmintieron enfáticamente a Santos, toda vez que ambos se desempeñaron como ministros de esa cartera en diferentes períodos.

A este contrapunteo se sumó una declaración que entregó el presidente Álvaro Uribe a la emisora Todelar, en Cali, donde anunció que una comisión de las Naciones Unidas le aseguró que el organismo dará a conocer un informe sobre Derechos Humanos en el que se consignará que este tipo de asesinatos ya no se están presentando en Colombia.

Este jueves mismo, el Centro de Investigación de Educación Popular–Programa por la Paz (CINEP/PPP) difundió un comunicado titulado: “Falsos positivos no han desaparecido”, en el que explican que están en la capacidad de afirmar que desde noviembre de 2008 hasta diciembre 31 de 2009 se dieron nueve casos de falsos positivos (de los cuales 7 son ejecuciones extrajudiciales y 2 son detenciones arbitrarias).

 Y como si esto fuera poco, el portal www.lasillavacia.com dio a conocer una entrevista realizada el año pasado a Rodrigo Rivera, en la que el recientemente elegido gerente político de la campaña de Juan Manuel Santos le había solicitado responsabilidad política por el caso de los falsos positivos al entonces mindefensa. “La responsabilidad política no puede quedar solamente en los militares (...), es decir, hay que responsabilizar al Ministro de Defensa de la gerencia de la política de seguridad (...) de modo que él sepa que su propia permanencia en el cargo está empeñada en que esos episodios no sucedan”, dijo en su momento Rivera al Canal Une, de Pereira.

El choque de opiniones con los ex ministros de Defensa se dio ante una pregunta que se le hizo a Juan Manuel Santos, cuestionándole sobre su responsabilidad y la del presidente Álvaro Uribe en los mal llamados falsos positivos, a lo que respondió: “Voy a aclarar lo siguiente: quienes tomamos las decisiones que acabaron con ese problema fuimos el presidente Uribe, el comandante de las Fuerzas Militares y yo, como ministro de Defensa. Los falsos positivos vienen desde 1984. Cuando nos dimos cuenta de la magnitud del problema, tomamos la decisión de cortar con eso”, explicó el ex ministro de Defensa.

Para Pardo, quien fue el primer civil en dirigir esa cartera, durante el gobierno de César Gaviria, las declaraciones del candidato a la Presidencia del Partido de la U son “increíbles” y agrega que “sólo es mirar las estadísticas. El período en el que más alto número de asesinatos fuera de combate se dio fue durante el gobierno de Uribe, y con Santos como Ministro”.

Por su parte, Marta Lucía Ramírez, la primera ministra de Defensa durante la administración Uribe, desmintió categóricamente las afirmaciones de Santos. “No es cierto lo que ha dicho el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos. Cuando fui Ministra de Defensa, al comienzo del gobierno del presidente Uribe, por expresa instrucción mía se eliminó el indicador de muertes en combate”, y añadió que en su época como mindefensa solicitó a “la Fiscalía especial atención a la identificación de muertos N.N. en acciones militares y tomé la iniciativa de establecer, con el apoyo de la Embajada de EE.UU., la primera escuela de derechos humanos en las FF.MM.”.

Finalmente, Rafael Pardo dijo que la respuesta “no es seria” e insistió en que Juan Manuel Santos “tiene que asumir su responsabilidad, pues le pasó eso bajo las narices y no tiene explicación de por qué no lo controló, de por qué siguió ocurriendo, de por qué fue un procedimiento sistemático. Además, tiene que ser investigado por eso”.

Las contradictorias declaraciones sobre las ejecuciones extrajudiciales se dieron al tiempo que se conoció que 258 integrantes del Ejército Nacional han sido condenados por estos hechos.