‘Es hora de tener una mujer como Ministra de Hacienda’

Entrevista con Elsa Noguera, fórmula vicepresidencial de Cambio Radical.

Hasta hace dos semanas, Elsa Noguera era una de las funcionarias estrella de la administración municipal de Barranquilla, pero más allá del Atlántico su nombre era desconocido. Gracias a la alta exposición mediática, los colombianos la han empezado a conocer, no sólo como la fórmula vicepresidencial de Germán Vargas Lleras, sino como la posible futura Ministra de Hacienda.

¿Cómo se da su nombramiento como fórmula vicepresidencial de Germán Vargas Lleras?

Todos los candidatos a la Presidencia estaban viendo en Barranquilla un nuevo estilo de gerencia pública gracias al desempeño del doctor Alex Char en la Alcaldía, que ha demostrado que si se tiene un gobierno serio es mucho lo que se puede conseguir, por eso casi todos tenían entre sus posibilidades una fórmula costeña. En el caso concreto de Germán Vargas Lleras, como es del mismo partido del Alcalde, trató que la persona saliera de la misma administración, con el fin de aplicar esas buenas prácticas de administración de Barranquilla en las entidades nacionales.

¿Desde cuándo es vargasllerista?

El partido que ayudó a elegir al alcalde de Barranquilla fue Cambio Radical, todo el tiempo hemos tenido el apoyo incondicional de Germán Vargas Lleras. Más que partidos, aquí nos une un programa de gobierno con el que nos sentimos plenamente identificados, tenemos los mismos objetivos.

¿Hubiera aceptado la vicepresidencia de otra campaña?

No, si algo me sedujo es la lealtad de partido y segundo el programa de gobierno de Germán Vargas Lleras, con el que nos sentimos plenamente identificados.

¿Con quién le gustaría enfrentarse en una segunda vuelta?

No me importaría. Una vez en la segunda vuelta, a la que estamos seguros vamos a llegar, los colombianos van a saber elegir, ese fue el éxito de Barranquilla, que supieron elegir y los resultados son evidentes.

Usted siempre tuvo prevenciones frente al sector público, ¿por qué aceptar este nombramiento?

Cuando tomamos la decisión de la Vicepresidencia, el alcalde Char me decía “nada es peor que lo encontramos en Barranquilla”, porque llegamos a una Alcaldía que tenía un edificio viejo en el que no servían los ascensores, no se hacía aseo hacía cuatro meses, había pocos computadores, teníamos un problema social porque le debíamos las nóminas al personal que trabajaba en el edificio, les debíamos a los trabajadores de la salud, a los pensionados, en fin. Todos los días teníamos paros. No había memoria institucional, no teníamos archivo. Nos tocó poner la casa en orden para poder avanzar en la ejecución de obras del plan de desarrollo.

Algunos críticos señalan que usted tiene poca experiencia para llegar a un cargo nacional...

Creo que si queremos pensar en procesos de crecimiento y desarrollo sostenibles, tenemos que involucrar a los gobiernos locales, porque son quienes ejecutan los presupuestos. Hay que priorizar la inversión, enfocada a los sectores donde mayor rentabilidad genera tanto social como económica, en educación, salud, vivienda de interés social, infraestructura, comercio exterior y todas esas variables se deben trabajar de la mano con los gobiernos locales.

¿Cómo hacer para que la conozcan en el resto del país?

Hay que trabajar mucho, porque debemos tratar de recorrer al máximo todo lo que podamos. Pero creo que hoy los medios de comunicación son más oportunos, la internet, con El Espectador sacándome en primera página es difícil no darse a conocer (risas), pero el objetivo es que el mayor número de personas conozcan nuestra propuesta.

¿Es consciente de que sería la primera mujer Ministra de Hacienda?

Creo que ya es hora, sobre todo porque siempre está el Ministro hombre y todas las mujeres abajo, entonces creo que es una linda oportunidad. Creo que estamos preparadas y la muestra de eso es que los ministros de Hacienda siempre tienen mujeres en sus equipos.

¿Son mejores las mujeres administrando el dinero?

Es la combinación, los equipos deben estar integrados por hombres y mujeres. Por ejemplo, en el equipo que tenía en Barranquilla me gustaba que estuviera conformado por hombres y mujeres, porque cuando existe esa combinación se dan sinergias que permiten tomar mejores decisiones.

El país es centralista en muchos aspectos, ¿cómo cambiar?

Eso hay que trabajarlo mucho. Yo venía a Bogotá casi todas las semanas y lo tenía que hacer porque si no, los programas no avanzan, y eso no puede seguir. Tenemos que de verdad descentralizarnos, los ministerios tienen que abrirse, tienen que llegar a los municipios. Para Barranquilla, que es un municipio de categoría especial, es fácil coger un avión y venir, pero para los municipios pobres que no tienen ni con qué pagar un tiquete es muy complicado, entonces se les van cerrando las posibilidades porque acá es donde se toman las decisiones.

¿Ya se ha imaginado la ceremonia de posesión presidencial?

Más o menos, porque estuve en la posesión del presidente Andrés Pastrana, pues tuvimos vicepresidente costeño. Sería un día muy especial. El fashion no es mi fuerte (risas), pero sé que me van a asesorar.

 ¿Qué va a hacer si pierden en las elecciones?

Si el Alcalde me acepta, regresaría a la Alcaldía, pero eso no va a suceder porque estamos seguros de que vamos a ganar.

Temas relacionados