Comercio sin trabas

En lo que denominaron el comienzo de una nueva etapa que tendrá como prioridad recuperar el tiempo perdido, los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez hablaron sobre los temas que han angustiado en los últimos meses a los habitantes de los dos países: el energético y el alimentario.

Prometieron frutos tan concretos acerca de los acuerdos pactados que desde ya anunciaron un encuentro entre los cancilleres de las dos naciones en uno o dos meses para formalizarlos.

“Queremos solucionar trabas para realizar mucho mejor el comercio. Sólo unidos los países de Suramérica, Venezuela y Colombia en el caso particular, podremos salir adelante, cada quien con sus particularidades, pero se trata del reto del gran proyecto de desarrollo”, dijo Chávez.

Con la confianza restablecida  se da el espacio para revisar el intercambio comercial donde hay temas que generan especial preocupación como el automotriz y comercio de la gasolina en la frontera.

Por eso, con el objetivo de  enriquecer su gestión, el presidente Uribe le propuso a Chávez que ambos equipos de gobierno intercambien experiencias sobre desarrollo empresarial; propuesta que fue aceptada por el Mandatario venezolano. El lunes Chávez pondrá “la primera piedra del gran ferrocarril de Maracaibo”.

Uribe le respondió que está muy interesado en estos temas no sólo por las implicaciones que tiene como factor de integración en el comercio, sino por el mejoramiento de calidad de vida de ambos pueblos. “El comercio tiene que ser solidario. Nosotros tenemos el deber de ayudarnos. Colombia necesitara en el futuro la colaboración de Venezuela, debe ser mutua, antes de pensar en qué gana y qué pierde”.

Con un ambiente de reconciliación terminó el encuentro que da un alivio a empleados y trabajadores que se benefician del intercambio comercial mutuo.

últimas noticias