Conversaciones comprometedoras

La ex directora de Fiscalías de Córdoba, Perla Dávila, habla con Guillermo León Valencia sobre el general Marco Antonio Pedreros. También lo hacen Valencia y el empresario Juan Felipe Sierra:

Perla: (...) Al general Pedreros, al General...

Guillermo: ¿Y Pedreros está con ustedes?

Perla: Pedreros me dijo: Perla, yo soy un hombre sincero, yo soy un hombre muy pero muy sano, pero con esos amigos que me quieren pervertir, yo me resisto y me resisto. Jajajaja.

Guillermo: ¿Quién dice? ¿Pedreros?

Perla: Sí, sí, sí.

Guillermo: Sí, ese hp, ese enano es más corrompido que nosotros juntos siete veces.

Perla: En estos días fue y se compró una pinta como del Chavo y me dice: Perla, ¿cómo te parece la pinta? Llegó con una bermuda y unos tenis. Yo le dije: Oiga general, la próxima vez que quiera cambiar de atuendo por favor pida nuestra asesoría y no le va tan mal. Jajaja.

Guillermo: Eso está bien...

Perla: (...) Listo pues, te quiero mucho.

Guillermo: Páseme a mi amor.

Perla: Te lo voy a pasar.

Juan Felipe: Memo, vos acostado en una hamaca con el mayordomo y yo con esta mamacita (Perla) tomando vino.

Guillermo: (...) ¿Qué hubo?

Juan Felipe: Preocupado con esa información que transmitió ese hp enano (Pedreros).

Guillermo: ¿Qué dijo?

Juan Felipe: Que vos y yo lo corrompíamos y que lo encerramos en un sitio y que le salieron por ahí 10 personajes a ese enano hp y no ha sido capaz de contestarme. Que está dizque en una reunión con el general García y a Perla le dijeron que estaba con unos senadores.

Guillermo: Pero qué perros esos manes.

Juan Felipe: Cómo te parece. Eso le dijo a Perla aquí, que nosotros éramos unos hp.

Guillermo: Ahí quien ve a ese enano como es de corrompido ese hp. Lo llaman el pulpo Pedreros.


El 17 de junio se comunican Guillermo Valencia y Juan Felipe Sierra, y hablan del apoyo que le da el fiscal Mario Iguarán a un problema que tiene Valencia con la Alcaldía de Medellín.

Guillermo: ¿Me estás oyendo?

Juan Felipe: Sí, perfecto.

Guillermo: Cuando subía pal colegio me llamó el Fiscal General.

Juan Felipe: Mire la mona... Iba pal colegio.

Guillermo: Si me querés parar bolas te cuento. Entonces me llamó el Fiscal General. Yo lo había llamado el domingo...

Juan Felipe: Jaaaa.

Guillermo: A desearle el feliz día del padre y eso. A mamarle gallo. No estaba y hoy me llamó a las 8 y 30.

Juan Felipe: ¿Sí?

Guillermo: Entonces me llamó la coronel Molta (jefe de seguridad del Fiscal) y me dijo: ‘doctor Valencia, le voy a pasar al señor Fiscal General’; entonces pasó y me dijo: ‘Quihubo memito, cómo te va’. Y yo ‘muy bien mi señor Fiscal General, por ahí lo estuve llamando el domingo para desearle un feliz día porque usted ha sido como un papá para mí’, entonces mamando gallo, y que no, sí, que es un como un hijo, pero usted ya se fue de mi lado, ya está por allá en Medellín, abandonó el hogar. Hablando mierda.

Juan Felipe: Sí.

Guillermo: Y me dice, ‘vea hombre, ahí le he estado haciendo un seguimiento a lo de la Alcaldía de Medellín. Dele para adelante y tiene mi apoyo incondicional’.

Juan Felipe: No lo puedo creer. Qué espaldarazo tan hp.

Guillermo: El me dijo: ‘yo estaba mirando lo de Medellín, lo de la Alcaldía, no se preocupe que yo estoy al tanto de todo. Son mensajes muy buenos pa vos’. (...) Entonces me dijo: ‘Dele pa delante, yo sé cómo actúa usted, no se

34657

2008-08-27T21:22:00-05:00

article

2008-08-27T21:52:19-05:00

ee-admin

none

Tema del dia

Conversaciones comprometedoras

30

3441

3471

Temas relacionados