“Disculpas”

El presidente Uribe reveló que un oficial que participó en el rescate de los rehenes portaba el logo del CICR. El organismo pidió respeto para su emblema. Opiniones divididas sobre si se violó o no el DIH.

Apenas horas después de los pronunciamientos públicos del vicepresidente Francisco Santos y del comandante de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, quienes negaron tajantemente que se hubiera usado el emblema de la Cruz Roja en la ‘Operación Jaque’ del Ejército a través de la cual fueron rescatados 15 secuestrados el pasado 2 de julio, el presidente Álvaro Uribe reconoció que uno de los militares que participó en la misión sí portó el logo de dicho organismo internacional, pero que lo hizo por “nerviosismo”.

Uribe, quien también había desestimado los rumores según los cuales la misión militar de rescate se había hecho pasar por el Comité Internacional de la Cruz Roja CICR para engañar a la guerrilla, lamentó el hecho y aseguró que está dispuesto a “asumir la responsabilidad” del mismo. El Mandatario señaló que el oficial en cuestión puso sobre su chaleco “una tela” con los emblemas de la Cruz Roja para proteger su vida en caso de que las Farc descubrieran el engaño.

La declaración del Presidente se da justo después de que la cadena internacional de noticias CNN revelara que, efectivamente, sí se utilizaron los logos del CICR en el rescate de los rehenes, y de que El Espectador presentara un informe en el que se detalla la preocupación de varias ONG del país, que temen represalias por parte de las Farc debido a la ‘Operación Jaque’.

En momentos en que el Gobierno habla de abrir caminos de negociación directa con la guerrilla, el hecho de que el Ejército haya usado el emblema de una organización humanitaria hecho que prohíben los convenios de Ginebra y sus protocolos adicionales para engañar a las Farc, no fue bien recibido por algunos sectores de la opinión ni por la misma Cruz Roja, la cual, en un corto comunicado, pidió respeto para su símbolo y recordó que éste “no puede ser usado de manera abusiva”.

El CICR se refirió también a la confianza que ese organismo debe procurar de “todas las partes en conflicto” para llevar a cabo su acción humanitaria. Esto porque, según señalan algunos analistas, es muy posible que haya disminuido la confianza de la guerrilla en las misiones humanitarias.

Además de ese punto, la revelación del Presidente deja en el aire otras dudas con respecto a la ‘Operación Jaque’, como, por ejemplo, si el logo de la Cruz Roja fue utilizado por un solo oficial o si, como aseguran los capturados carceleros de los


secuestrados, César y Gafas, al menos tres o cuatro militares portaban el símbolo. También si se cometió perfidia, delito que el Derecho Internacional Humanitario (DIH) señala como el engaño al enemigo para afectarlo militarmente .

Al respecto, el fiscal general de la Nación, Mario Iguarán, afirmó que no cree que en el rescate de los 15 secuestrados se hayan violado las normas del Derecho Internacional, pues el DIH condiciona la existencia de la perfidia a que haya intención de atacar al contrario en este caso las Farc, y en la ‘Operación Jaque’ no se disparó ni un tiro.

En igual sentido se pronunció el general retirado del Ejército, Néstor Ramírez, quien dijo confiar plenamente en la “buena fe” de las Fuerzas Militares”. El oficial dijo que: “éste fue un operativo magistral. Lo único que hay que decirle al Ejército es felicitaciones”.

Sin embargo, otra cosa piensan las organizaciones que trabajan en zonas de conflicto, las cuales en días pasados aseguraron a El Espectador tener conocimiento de denuncias en el sentido que se estarían presentando asesinatos selectivos de civiles por parte de la guerrilla en represalia por el rescate militar.

Gerson Arias, de la Fundación Ideas para la Paz, considera que, al utilizar el emblema del CICR, sí se violó el DIH y que ese hecho “tendrá repercusiones en las misiones humanitarias que se realicen de ahora en adelante”.

El ex asesor de paz y mediador autorizado por el Presidente para buscar contactos con las Farc, Lázaro Vivero, también opina que hubo perfidia y cree además que “el Gobierno no puede terminar actuando igual a lo que combate. Cuando mataron a Raúl Reyes segundo hombre de esta guerrilla, muerto en un bombardeo el pasado 1 de marzo también se violaron normas”.

El director de Indepaz, Camilo González Posso, se refirió a las consecuencias internacionales que podrían generar estos hechos. Dijo que es probable que se vea lesionada la “honorabilidad del Gobierno”.

Por su parte, el senador liberal Juan Manuel Galán, vocero de la Comisión Segunda que discute los temas internacionales, advirtió que “habrá que sopesar las consecuencias para determinar la responsabilidad del Estado”.

En las últimas horas también se conoció que el Ejército utilizó el número de registro de la ONG Global Humanitaria para crear una página web que hiciera más creíble la historia de la misión ante las Farc. Ahora habrá que esperar a ver si, como dicen muchos, se siguen conociendo más detalles inéditos de la histórica operación, por la cual hoy disfrutan de la libertad 15 ciudadanos.


Lo que dice el DIH

Los convenios de Ginebra de 1949 y sus protocolos adicionales, que establecen las normas por las cuales se deben regir los conflictos armados, establecen los emblemas como un signo visible de la protección conferido al personal humanitario, las unidades y los medios de transporte sanitarios. Las insignias indican que una persona o un bien están vinculados con la organización de una u otra forma.

En cuanto al uso abusivo de los emblemas, el DIH señala que con esto se puede disminuir su valor protector y menoscabar la eficacia de la ayuda humanitaria.

Existen tres formas de hacer uso indebido de las insignias: por imitación, cuando se emplean signos que por su color o forma puedan llegar a confundirse con los del CICR; uso incorrecto, cuando personas o entidades no autorizadas emplean el emblema o cuando los objetivos no son afines con la organización, y por perfidia, cuando se utiliza para proteger a combatientes o material de guerra y con la intención de engañar al adversario.

De acuerdo con la norma, el uso indebido del emblema se considera un crimen de guerra cuando con el acto se causa muerte o lesiones personales graves. Por ello, cada Estado firmante en los Convenios  tiene la obligación de garantizar el respeto de las insignias, por medio de la aprobación de leyes que reglamenten su uso y sancionen cuando se emplean de forma indebida.

Las misiones humanitarias en el conflicto

Así como en esta ocasión se habla de una infracción por parte de las autoridades a las normas establecidas en el Derecho Internacional Humanitario, cabe recordar también las oportunidades en que las Farc han hecho caso omiso a las reglas y han actuado contra el personal de las misiones médicas que siempre corren riesgos mientras adelantan sus labores.

Hasta 2002, la cifra de infracciones contra estas misiones era de 391 casos, esto incluyendo atentados contra la vida e integridad, amenazas, secuestros y asesinatos.

Un caso reciente que ejemplifica la situación es el del ex gobernador del Meta Alan Jara, quien el 15 de julio de 2001 fue secuestrado cuando viajaba en un vehículo de las Naciones Unidas, tras haber asistido a la inauguración del Puente de la Reconciliación en el departamento del Meta.

De acuerdo con el DIH, la Misión Médica está comprendida por las personas, medios de transporte y equipos de destinación exclusiva para la prestación de servicios médicos; y se debe proteger porque es necesario asegurar la prestación de servicios asistenciales para las víctimas del conflicto.

Declaración del Primer Mandatario

“… Para la operación se estableció una fachada de una misión humanitaria internacional ficticia, con una página web y una línea telefónica, y se dieron órdenes claras y perentorias, a lo largo del planeamiento de la operación, para que no se suplantaran organizaciones humanitarias internacionales… Luego de noticias de prensa sobre la supuesta aparición de un emblema de la Cruz Roja Internacional, se ordenó una investigación interna… Esa investigación dio como resultado que un oficial, equivocadamente y contrariando las órdenes dadas, reconoció que, producto de su nerviosismo, al observar la cantidad de guerrilleros armados alrededor del helicóptero, se puso sobre su chaleco un peto de tela que llevaba el símbolo del Comité Internacional de la Cruz Roja. Lamentamos que esto hubiera ocurrido. El Ministro de la Defensa y los altos mandos se reunieron esta mañana con el representante del Comité Internacional de la Cruz Roja para darle las explicaciones y presentarle las disculpas”.

últimas noticias