En el limbo caso de Yidis en la Fiscalía

El pasado 4 de junio la ex parlamentaria Yidis Medina Padilla se acogió a la figura de sentencia anticipada y aceptó el delito de cohecho ante los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Desde hace más de un mes que el alto tribunal le ordenó a la Fiscalía que asumiera la investigación por el caso de la yidispolítica de los altos funcionarios salpicados por el escándalo que, por no ser aforados, deben ser procesados por el ente acusador. Sin embargo, aún no han despegado los procesos. ¿Por qué?

El primer traspié ocurrió cuando el fiscal Mario Iguarán le manifestó a la Corte Suprema su impedimento para investigar al ex ministro Sabas Pretelt de la Vega porque fue subalterno de él en el Ministerio del Interior y de Justicia, y porque, según Iguarán, “era un amigo entrañable”.

La Corte aceptó el impedimento y delegó en el vicefiscal Guillermo Mendoza la responsabilidad del expediente, no sin antes dejar expresa constancia de su “preocupación” porque un subalterno del fiscal asumiera el caso de manera imparcial.

Pero vino otro impedimento. El fiscal Iguarán también le pidió a la Sala Plena de la Corte Suprema que lo excusara de procesar al ministro Diego Palacio aduciendo motivos similares. Hasta ahora la Corte no ha definido si le acepta o no el impedimento.

Pero, más allá de la definición de quién será el investigador de Pretelt y Palacio, también tendrán que ser escuchados por la Fiscalía el ex viceministro Hernando Angarita, el ex superintendente Manuel Cuello, el ex secretario de Presidencia Alberto Velásquez, el actual secretario Bernardo Moreno, el asesor de Yidis Medina César Guzmán, varios notarios presuntamente recomendados por ella, entre otros.

En entrevista concedida el pasado 21 de mayo a El Espectador, el vicefiscal Guillermo Mendoza Diago señaló que en principio sería él el competente para investigar a todos estos funcionarios; sin embargo, dejó abierta la posibilidad de que pudiera ser recusado por alguno de ellos o de que manifestara también un impedimento y, en tal caso, tuviera que acudirse a nombrar un fiscal ad hoc. Fuentes consultadas por este diario sostuvieron que existen serias posibilidades de que esto ocurra, ya que el vicefiscal Mendoza estaría contemplando la viabilidad de apartarse del caso.

Lo curioso es que los ex congresistas Díaz Mateus y Teodolindo Avendaño están detenidos por cuenta de la Corte, que también condenó por cohecho a Yidis Medina. No obstante, nada que despega el capítulo de la yidispolítica en la Fiscalía.

Los salpicados por las declaraciones de Yidis


Sabas Pretelt: dice que le ofreció puestos a cambio de su voto.

Diego Palacio: dice que le nombró varios de sus recomendados en Etesa y en dependencias del Ministerio de Protección Social en el Magdalena Medio.

Alberto Velásquez: dice que el ex secretario de la Presidencia habló con ella y hasta le ofreció un consulado. Y que por orden suya Eduardo Esquivel, quien había salido de la ESE Luis Carlos Galán, fue recontratado.

Bernardo Moreno: dice que se reunió con ella y con la notaria Sandra Patricia Domínguez para definir su posterior nombramiento en la Notaría Segunda de Barrancabermeja.

Manuel Cuello: dice que durante su gestión se crearon varias notarías para pagarles a los que votaron la reelección, que se posesionaron dos notarias recomendadas suyas y que se le entregó a Teodolindo Avendaño una notaría más.

Hernando Angarita: dice que él fue el de la idea de entregarle a Teodolindo una notaría y que intentó persuadirla de que se retractara de sus acusaciones ofreciendo puestos en la Supersalud.

Héctor Echeverri: dice que el hermano del entonces asesor presidencial Fabio Echeverri le puso dos abogados, Clara María González y Álvaro Montoya, para que la defendieran en sus procesos ante la Procuraduría y el Consejo de Estado en 2004 y que estos abogados la ‘libretearon’ para salir bien librada.

Iván Días Mateus: dice que la presionó para que votara por el sí a la reelección, ya que de lo contrario “era muy fácil que apareciera muerta”.

Luis Alfonso Hoyos: dice que el director de Acción Social nombró a un recomendado suyo, Jairo Alfonso Plata Quintero, en la Red de Solidaridad y que habló con él.

Carlos Holguín: dice que el Ministro del Interior se reunió dos veces con ella y con Sandra Devia, de asuntos territoriales, y que “la orden era ayudar”.

Claudia Salgado: dice que la asesora de Palacio coordinó con Bernardo Moreno que le entregaban un contrato de Ecopetrol, pero que nunca le cumplieron y que Salgado no le quiso pasar después al teléfono.

Juan David Ortega: dice que el actual secretario general del Ministerio de Agricultura estuvo encargado de que le entregaran en Etesa y la Red de Solidaridad las cuotas burocráticas a Yidis Medina.

últimas noticias