Percance en ‘Plantón’ por Alan Jara

El evento, que se tenía previsto en Villavicencio para recordar los siete años del secuestro del ex gobernador del Meta Alan Jara, se vio entorpecido por los problemas generados en la carretera al Llano.

Incluso algunos funcionarios de las Naciones Unidas que viajaban hacia la capital del departamento para participar en el homenaje al ex gobernador Jara, vivieron tensos momentos porque la tragedia que les costó la vida a cuatro personas, ocurrió muy cerca del sitio por el cual se desplazaban.

Desde el viernes anterior había partido hacia Bogotá una caravana de parientes de soldados, policías y civiles para participar en un evento en homenaje a Alan Jara, secuestrado por las Farc el 15 de julio de 2001, cuando precisamente fue bajado de un vehículo de las Naciones Unidas, tras haber asistido a la inauguración del Puente de la Reconciliación, entre El Dorado y Lejanías, en el departamento del Meta.

Ante el percance ocurrido ayer en la vía al Llano, sólo las personas que pudieron llegar hasta Villavicencio realizarán un conversatorio en homenaje a los colombianos que aún siguen secuestrados por la guerrilla de las Farc.

El fantasma de Quebradablanca hace 34 años

El viernes 28 de junio de 1974, hace 34 años, ocurrió la tragedia de Quebradablanca, un episodio que nunca han olvidado los llaneros. Hacia las cuatro de la tarde de ese día, en el sitio del mismo nombre, se produjo un enorme deslizamiento de tierra que cubrió más de 200 metros de la banca de la carretera y sepultó más de 50 automotores, entre camiones, buses, vehículos de servicio particular y maquinaria del Ministerio de Obras Públicas.

Nunca se estableció el número definitivo de víctimas, pero fueron más de 500. Decenas de familias, especialmente de municipios de los Llanos Orientales, se vieron enlutadas por este desastre natural. Durante muchos días la vía al Llano quedó interrumpida y con el tiempo fue necesario crear dos túneles que hoy siguen recordando la peor tragedia en la historia de esta zona. Quebradablanca quedó habilitada como campo santo y un poema llanero hoy sigue recordando este dolor colectivo.

Hoy, aunque no existen las condiciones para que se repita este evento, cada día invernal afecta la carretera y la historia sigue vigente para recordarla.