Sabas Pretelt, llamado a indagatoria

El embajador en Roma deberá responder acusaciones de la ex congresista Yidis Medina, por presuntas dádivas en trámite de reelección.

La Fiscalía General de la Nación abrió investigación formal contra el ex ministro del Interior y Justicia Sabas Pretelt de la Vega por el delito de cohecho, derivado de las revelaciones de la ex congresista Yidis Medina respecto a aparentes irregularidades en el trámite de la Reforma Constitucional sobre la reelección en 2004. El funcionario  deberá comparecer en los próximos días en diligencia de indagatoria.

La apertura de investigación fue ordenada por el vicefiscal Guillermo Mendoza Diago, en razón a que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia aceptó el impedimento planteado por el fiscal Mario Iguarán, precisamente por el grado de amistad del titular del ente investigador con el ex ministro Pretelt. La diligencia de indagatoria será realizada por el propio  Vicefiscal General de la Nación.

Según relató Yidis Medina en su indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia, el entonces ministro del Interior Sabas Pretelt de la Vega intervino en varios momentos de su decisión en favor de la reelección, pues junto al ministro de protección social, Diego Palacio, siempre estuvo “haciendo lobby sobre todo lo que era el proyecto de reelección, es decir, almuerzos y comidas para su aprobación”.

En particular, la ex congresista sostuvo que durante los días que precedieron a la aprobación de la reelección presidencial, durante una cita en la oficina del representante Iván Díaz Mateus, llegó el ministro Pretelt de la Vega, y al tiempo que Díaz Mateus le ofrecía tres meses más en el Congreso, Pretelt de la Vega añadió que él se encargaría de su seguridad y la de sus hijos, puesto que en ese momento la mitad del país estaba con Uribe y la otra mitad en su contra.

Según la ex congresista Yidis Medina, días después, al concluir una reunión en el Palacio de Nariño donde tuvo un diálogo directo con el Jefe del Estado, saliendo de Palacio el ministro Sabas Pretelt le dijo que “sobre su cadáver, él haría cumplir lo que deseara a cambio de que votara la reelección presidencial”. El día de la votación en la Comisión Primera, junto a los asesores de Palacio y a su lado, se situó precisamente el ministro Pretelt de la Vega.

La ex congresista Yidis Medina añadió, en su indagatoria el pasado 28 de abril, que en medio del debate con discursos muy fuertes, ella decidió subir un momento a su oficina y que el ministro Sabas Pretelt se fue detrás de ella diciéndole que por favor “no los fuera a dejar tirados, que ellos eran serios” y que ellos también la iban a ayudar. Después, expresó la ex congresista Yidis Medina, llegó el ministro Diego Palacio a ofrecerle instituciones que estuvieran a cargo del ministerio en el Magdalena Medio.

Tras la aprobación de la reelección presidencial, según la ex congresista Yidis Medina, vino el cumplimiento de las promesas. Respecto al ex ministro Sabas Pretelt, la ex congresista manifestó que fue designada Sandra Domínguez como notaria Segunda de Barrancabermeja, y que ese nombramiento se hizo a través del Ministerio del Interior y lo firmó Sabas Pretelt de la Vega. La sanción estuvo a cargo del presidente Uribe. La notaria Domínguez sólo duró seis meses en el cargo.

La siguiente mención del ex ministro Sabas Pretelt tiene que ver con las reacciones del Gobierno respecto a una entrevista publicada por El Espectador el pasado mes de marzo, cuando la ex congresista Yidis Medina anunció la publicación de un libro sobre su participación en el proceso de la reelección presidencial. Según la ex congresista, desde Roma el ministro le dejó un mensaje preguntándole por qué había hecho eso de El Espectador. Según ella, después le mandó como emisario a Hernando Angarita para que desistiera del libro.

En la parte final de su indagatoria, cuando los investigadores de la Sala Penal de la Corte Suprema le preguntan por la identidad de quienes, según ella, le enseñaron a hacer cosas que ella no conocía en la región, Yidis Medina contestó: “A todos aquellos que me hicieron promesas que cumplieron y después me atropellaron, es decir el ex ministro del interior Sabas


Pretelt de la Vega, el ministro de protección social, Diego Palacios, el secretario general de la Presidencia, Alberto Velásquez, Bernardo Moreno y Luis Alfonso Hoyos”.

Por el presunto delito de cohecho propio, la ex congresista santandereana fue afectada con medida de aseguramiento de detención preventiva, sin beneficio de excarcelación, el pasado 8 de mayo. A través de su abogado, Ramón Ballesteros Prieto, Yidis Medina se acogió a sentencia anticipada y aceptó los cargos imputados, en diligencia realizada el pasado 4 de junio. En dicha audiencia judicial, la Corte la acusó de “traicionar la confianza e interés colectivo a cambio de las mezquindades envilecedoras, de los halagos y de las promesas burocráticas”.

Desde entonces, existe expectativa respecto a la pena que deba imponerse a la ex congresista, pues el Código Penal  prevé que aquel servidor público que reciba para sí o para otro dinero u otra utilidad, o acepte promesa remuneratoria, directa o indirectamente, para retardar u omitir un acto propio de su cargo, deberá incurrir en prisión de cinco a ocho años, y la inhabilitación para el ejercicio de  derechos y funciones públicas durante el mismo tiempo. Como Yidis Medina Padilla se acogió a sentencia anticipada, es merecedora de rebajas en su pena.

Sin embargo, según juristas entendidos en la materia, para que se configure el cohecho, es decir, para que un servidor público haya recibido utilidades para ejecutar una acción contraria a sus deberes oficiales, es porque alguna persona le dio esas dádivas. Eso es lo que deberá esclarecer la Fiscalía General de la Nación, obedeciendo la compulsación de copias del expediente al ente investigador, en decisión adoptada por la Corte Suprema de Justicia, que puede investigar a los funcionarios con fuero, como el caso de Yidis Medina, pero no puede hacerlo con particulares, como es el caso del ex ministro Pretelt.

En la actualidad, el economista cartagenero de 62 años Sabas Pretelt de la Vega ocupa el cargo de embajador de Colombia en Roma (Italia), designación hecha por el Gobierno al concluir su gestión como ministro del Interior en 2006. Aunque fue Director General del Instituto de Seguros Sociales, su trayectoria profesional está más asociada al sector privado, y particularmente a la Federación Nacional de Comerciantes, gremio económico del que fue muchos años su Presidente Nacional.

Como quiera que por el mismo escándalo de la yidispolítica la Procuraduría General de la Nación abrió un proceso disciplinario, el ex ministro Sabas Pretelt ya acudió al Ministerio Público para dar las explicaciones del caso. Ahora deberá hacer lo propio ante la Fiscalía General de la Nación, que en próximos días fijará la fecha para la realización de la diligencia de indagatoria por el presunto delito de cohecho.

“Sabas Pretelt está tranquilo”

Jaime Bernal Cuéllar, abogado defensor del ex ministro del Interior y Justicia, actual embajador en Italia, Sabas Pretelt de la Vega, le dijo a El Espectador que él y su defendido están dispuestos a concurrir a las indagaciones para explicar el comportamiento de su apoderado y controvertir las evidencias que pueda tener en estos momentos la Fiscalía.

Bernal Cuéllar indicó que “lo único que uno espera es que se haga una investigación integral, objetiva e imparcial y que se tome en cuenta todo lo que ha ocurrido en relación con las declaraciones de la señora Yidis (Medina), teniendo en cuenta los documentos de la Corte y la Procuraduría”.

Asimismo, indicó el abogado penalista, que Sabas Pretelt se encuentra en Colombia, tranquilo y en espera de que le notifiquen la fecha de indagatoria, pero que lo único que no quieren es llevar una controversia jurídica de lo que va a ser la investigación a los medios de comunicación.

Temas relacionados
últimas noticias