Un paso positivo

El encuentro se presenta en un momento oportuno y necesario para los  países, y es claro que hay muchas cosas por hablar.

Lo primero es lo relacionado con el tema económico. Aún existen muchas trabas para las exportaciones colombianas, pero en particular para los pagos. Los mecanismos empleados por Venezuela son  difíciles de cumplir.

En segundo lugar, hay que buscar que no se generen más obstáculos en el ámbito comercial entre las dos economías. Además ya hay una serie de planes concretos que pueden ser útiles para la hermandad de los dos países y para su propio desarrollo, como la idea de conectar los dos países con un ferrocarril.

Por último, también es el momento, a propósito de las liberaciones, de que el presidente Uribe le haga ver a Chávez que en esta nueva etapa, las conversaciones tendrán que ser de manera directa. Es muy importante hacer claridad sobre este hecho para que no se presten a más equívocos.

Temas relacionados
últimas noticias