Periodismo y posconflicto: retos y desafíos para el próximo cuatrienio

hace 1 hora

Una década de televisión privada

Caracol y RCN celebran sus primeros 10 años al aire como canales independientes. Balance de este ciclo.

Hace 10 años la historia de la televisión colombiana tomó un nuevo rumbo cuando a Caracol Televisión y RCN Televisión les fue otorgada la licitación para funcionar como canales privados. A partir del 10 de julio de 1998 empezó a escribirse una nueva etapa con cambios, logros y desaciertos que convirtió al medio audiovisual por excelencia en industria.

Tanto RCN como Caracol tienen una particularidad. Los dos grupos tenían experiencia en la producción y en la programación, lo que los ha convertido en emisores y productores al mismo tiempo, una característica que se aleja de la tendencia mundial. Precisamente, pasar de ser programadores de franjas asignadas a llenar una parrilla de programación de 24 horas fue el primer gran reto.

“En este proceso hemos aprendido mucho, hemos mejorado nuestra calidad, nos hemos convertido, no sólo en emisores, sino también en productores y programadores. Yo diría que el balance es ampliamente favorable. Obviamente ha sido un terreno difícil de recorrer porque nos ha tocado aprender y reinventar muchas de las partes del negocio que no dominábamos”, afirma Camilo Durán, Vicepresidente de asuntos institucionales y públicos del Canal Caracol.

En RCN, al hacer el balance, el crecimiento ha sido notorio en la parte técnica y de producción. Para su presidente, Gabriel Reyes, el aspecto más importante durante estos 10 años ha sido el esfuerzo por vincular al mejor talento en actores, directores, productores, músicos y directores de arte, entre otros virtuosos, que son la materia prima del canal. “Si bien siempre nos hemos caracterizado por nuestra excelente calidad, desde que la empresa era una programadora, el hecho de manejar un canal privado desde hace 10 años fortaleció a la compañía”.

En este sentido, Caracol también ha hecho lo propio en inversiones, para lo cual  ha contemplado la renovación de infraestructura de sus instalaciones. “Queremos seguir convocando en nuestro canal a lo más granado de nuestro talento, porque en la medida en que trabajemos con talento, lo que vamos a hacer será mejor”, dice Camilo Durán.

En efecto, los retos no han faltado. Por ejemplo, con la entrada de la televisión por suscripción se han visto enfrentados a los canales internacionales, pero los índices de sintonía posicionaron a los  nacionales como líderes indiscutibles en el mercado.

“En estos 10 años los operadores privados han evolucionado positivamente. Prueba de esto es que a pesar de la mayor oferta de contenidos, ocasionada entre otros por la alta penetración de la televisión por suscripción, Caracol y RCN se mantienen como líderes en los índices de sintonía”, son las palabras de Carolina Hoyos, directora de la Comisión Nacional de Televisión, con base en una reciente encuesta contratada por la entidad con la empresa Ipsos-Napoleón Franco sobre hábitos y consumos de los televidentes colombianos durante el primer semestre de 2008.


Este resultado no era de extrañar, porque el sentido de pertenencia y la noción de identidad pesan mucho en Colombia. Sin embargo, la situación ha cambiado y el Cable se ha fortalecido pues la pluralidad de propuestas siempre será bienvenida por los televidentes. Por ejemplo, en esa misma encuesta, en tercer lugar de sintonía figuró el canal de televisión por cable Discovery Channel con su propuesta de documentales de temas diversos.

A pesar de que RCN y Caracol son dos canales distintos, cada uno con su estética, lenguaje  y contenidos propios, el patrón de comportamiento siempre ha sido de ‘acción-reacción’, lo que, según los analistas de medios, a veces hace pensar en una sola propuesta con empaque distinto. 

En un futuro entrará un tercer canal. Será interesante desde todo punto de vista ver el resultado de esta operación que traerá otro gran cambio en la manera de hacer televisión en Colombia. “Sabemos que la pelea va a ser siempre difícil, porque en este momento que está viviendo la tecnología y la televisión peleas fáciles no hay”, afirma Durán.

La entrada del tercer canal posiciona a los existentes en una situación tanto de reto como de riesgo. Al preguntarle a Gabriel Reyes sobre la posibilidad de una alianza con la competencia, responde enfáticamente que nunca ha habido ni habrá una con los canales locales. “Estamos preparados para enfrentar la más dura competencia y por eso tenemos contactos con las cadenas más importantes de habla hispana”.

Los dos canales han dejado grandes aportes al país. Según Gabriel Reyes, ha sido un trabajo arduo que ha logrado reconocimiento de calidad de contenido y producción, que con identidad nacional ha llegado a más de 90 países, a lugares tan remotos que hace 10 años eran impensables. 

En la Comisión Nacional de Televisión, la opinión también va en este sentido. Desde sus inicios hasta hoy, los canales privados han evolucionado en la internacionalización de sus programas, la adaptación de formatos extranjeros, la negociación de contenidos, la interactividad con el televidente y la diversificación de sus líneas de negocio.

 Así han sido estos diez años al aire para dos propuestas audiovisuales que, con buena intención, una inversión millonaria y la mezcla de tecnología y talento humano, esperan seguir prendiendo televisores.

Los éxitos de Caracol

En la última década el canal ha tenido producciones exitosas y reconocidas que ocuparon en su momento los primeros lugares de sintonía, como por ejemplo: ‘La baby sister’, ‘Pedro el escamoso’, ‘Pecados capitales’, ‘Pasión de gavilanes’, ‘El auténtico Rodrigo Leal’, ‘La saga, negocio de familia’, ‘Nuevo rico, nuevo pobre’ y ‘Sin tetas no hay paraíso’. Los ‘realities shows’ de aventuras también han hecho  parte significativa de la programación, los más recordados son ‘Expedición Róbinson’ y ‘El desafío’ en todas su temporadas.

Los éxitos de RCN

RCN ha tenido grandes producciones como ‘Yo soy Betty la fea’, que rompió las barreras internacionales y fue adaptada en varios países. Entre otras de sus producciones exitosas se cuentan: ‘Los reyes’, ‘La hija del mariachi’ y ‘Hasta que la plata nos separe’. Respecto a los formatos, han tenido buena acogida programas como ‘El mundo según Pirry’, ‘Francotiradores’ y ‘Estilo RCN’.


La opinión también ha ocupado un importante lugar con programas como ‘La noche’.

Por otro lado, los ‘realities’ musicales han tenido aquí un amplio despliegue y una buena audiencia, como ‘El factor x’,  que provocó un gran fenómeno de audiciones y expectativa en las más importantes ciudades del país.

Nace un canal

Con un presupuesto de 300 millones de dólares, el Canal Caracol inició sus labores como canal  privado en 1998, fundado por Julio Mario Santo Domingo.  De ese monto, 95 millones fueron destinados a pagar la licencia a la Comisión Nacional de Televisión.

Los primeros programas de su parrilla televisiva eran producciones antiguas, que se habían realizado con la programadora Caracol, sin embargo, contaban también con novelas nuevas como Dios se lo pague y Julius. En el 2001 el canal incursionó en el mundo de los realities con Expedición Robinson, después vinieron Pop Stars y Gran hermano. Otro de los formatos televisivos que se consolidó en el canal fue el de las series. Producciones como La saga, Sin tetas no hay paraíso y El cartel hicieron que el público colombiano se fijara no sólo en las novelas, sino también en formatos basadas en la realidad del país.

Los deportes también han ocupado un espacio importante dentro de su programación. El canal posee los derechos exclusivos para transmitir los partidos de fútbol en los que juege la Selección Colombia, además de los tornes continentales de fútbol más importantes, entre ellos la Copa América, la Copa Libertadores y los Suramericanos juveniles.

De la radio a la televisión

La productora de televisión RCN nació como una dependencia de RCN radio, hace 40 años. Para 1980, la compañía realizó la primera transmisión a color del Reinado Nacional de la belleza colombiana.

En 1997, como consecuencia de las disposiciones legales que autorizaron la operación del servicio de televisión a través de canales privados, se creó una nueva sociedad independiente de la Radio Cadena Nacional de Colombia. Hoy por hoy se le conoce  como RCN televisión, fundada por Carlos Ardila Lülle.

El canal se ha caracterizado por la creación de novelas con historias muy colombianas, entre ellas Café con Aroma de mujer y Yo Soy Betty, la fea. El mismo año en que se creó el canal, a la sección deportiva del noticiero entró una mujer para presentar este bloque de información, Liliana Salazar. RCN Televisión adquirió los derechos exclusivos para transmitir los partidos de fútbol de los torneos nacionales.

En 2006 el canal creó ‘RCN cine’, para apoyar la producción de películas de factura colombiana, entre las que se destaca Paraíso Travel, de Simón Brand.

En Cifras

130 millones de dólares ha invertido Canal Caracol en estos 10 años.

124 estaciones de transmisión tiene el Canal Caracol.

250 millones de dólares ha invertido el Canal RCN a lo largo de estos 10 años.

124 estaciones de transmisión tiene el canal.