Uribismo destapa Plan B ante dificultades del referendo

El proyecto fue radicado por el senador del Partido de la U Jorge Visbal Martelo.

Los negros nubarrones que se han posado sobre el referendo que busca avalar una segunda reelección presidencial, obligaron a un sector del uribismo a moverse rápidamente y anunciar su Plan B: la presentación de un proyecto de acto legislativo que, sin titubeos ni medias tintas, pone sobre la mesa la continuidad del presidente Álvaro Uribe en el poder. Tal y como lo anticipó El Espectador el pasado 28 de marzo, fue el senador Jorge Visbal Martelo, del Partido de la U, quien en una reunión de congresistas de la coalición planteó la necesidad de esa nueva estrategia en caso de que la oposición ganara “en su intento de hacer fracasar el referendo”.

Este martes, el mismo Visbal Martelo radicó en la Secretaría del Senado una iniciativa en ese sentido, después de que el Partido Conservador dijera que “el referendo colapsó” con tantos problemas jurídicos, la Fiscalía llamara a su promotor Luis Guillermo Giraldo a declarar por presuntas irregularidades en la financiación de la recolección de firmas y la Comisión Primera del Senado aceptara la propuesta de la oposición de escuchar el testimonio de David Murcia Guzmán, el cerebro de DMG, sobre el supuesto aporte de $5.000 millones al proceso.

Según el congresista, el primer artículo de ese proyecto de acto legislativo plantea que “nadie pueda ejercer la Presidencia por más de tres períodos consecutivos”, y en otros puntos establece algunas normas en pro del equilibrio de poderes, las cuales han sido retomadas de la fracasada reforma a la justicia presentada el año pasado por el Gobierno Nacional y retirada posteriormente. En este sentido, por ejemplo, propone reformar la manera de ternar a los miembros de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, lo mismo que con la Junta Directiva del Banco de la República y el Defensor del Pueblo.

“Lo que se quiere es habilitar la posibilidad de que el Presidente pueda aspirar y que se logre equilibrio de poderes”, agregó Visbal Martelo, aclarando que se trata de una iniciativa de origen parlamentario y reconociendo también la preocupación que existe en el uribismo por la suerte que pueda correr el referendo reeleccionista. “Nosotros somos los representantes del pueblo colombiano y en nuestros recorridos por las regiones nos damos cuenta del deseo que hay de que el presidente Uribe tenga un tercer mandato y la preocupación por todos los intereses que se están moviendo y que buscan dilatar el debate del referendo”, enfatizó el senador de la U.

Sin embargo, aunque Visbal Martelo quiso ser claro en el sentido de que la nueva iniciativa reeleccionista nada tiene que ver con la Casa de Nariño, la senadora de Cambio Radical Elsa Gladys Cifuentes —una de los que respaldan el proyecto— reveló que en su elaboración se consultó a algunos juristas y expertos del Ministerio del Interior y de Justicia y que la idea cuenta con el respaldo de por lo menos 15 congresistas de la coalición. El acto legislativo deberá superar ocho debates en el Congreso y pasar el examen de la Corte Constitucional. Algunos analistas creen que el tiempo no le alcanzará, pero sus impulsores creen que si se trabaja contra el reloj se sacará adelante.

Murcia ante el Senado

En lo que tiene que ver con la comparecencia de David Murcia ante el Congreso, la Comisión Primera del Senado nombró una subcomisión —integrada por su presidente, Javier Cáceres, de Cambio Radical; Armando Benedetti, del Partido de la U y ponente del referendo, y Héctor Helí Rojas, liberal y autor de la propuesta—, para que defina si se le recibe en el Capitolio o si se le toma testimonio en la cárcel La Picota, donde está recluido. El día y la hora aún están por definir.

Además, el Senado citará también a Luis Guillermo Giraldo para que responda, entre otras preguntas, si la firma Transval (integrante del grupo DMG) hizo aportes en dinero o en especie para la recolección de las firmas del referendo y si conoce a David Murcia, a Margarita Pabón, a Daniel Ángel, a William Suárez, a Luis Fernando Cediel, a Santiago Baranchuk, a Germán Serrano u otros directivos de dicha firma.

No todos quedaron conformes con la comisión designada para escuchar a Murcia. El senador Parmenio Cuéllar, del Polo Democrático, dijo estar en desacuerdo con que el cerebro de DMG no sea escuchado en la Comisión y de frente al pueblo colombiano, a través de Señal Colombia. “Él le dijo al magistrado del Consejo Electoral Joaquín José Vives que quería ser escuchado en público. Como se han planteado las cosas, se corre el riesgo de que no quiera declarar”, sostuvo.

El mismo Héctor Helí Rojas recordó que la Constitución dice que esas personas deben ser escuchadas ante la Comisión en pleno. “Los jueces no van a las cárceles, los testigos y los sindicados van a los juzgados”, enfatizó, aclarando que en el Legislativo todo debe ser público y nada puede hacerse en secreto.

En respuesta, Javier Cáceres señaló que enviará la solicitud a las autoridades penitenciarias para que sean ellas las que determinen si es prudente el traslado de David Murcia al Capitolio o si lo mejor es que reciba la visita de la comisión de congresistas en La Picota. El presidente de la Comisión Primera del Senado aclaró que si Murcia sólo es escuchado por la subcomisión, se rendirá informe de su declaración con filmación en video incluida.

Un punto a favor del referendo tiene que ver con las gestiones hechas por su ponente, Armando Benedetti, quien logró que se aprobara también una proposición con el objetivo de que el trámite del proyecto siga su curso y no se tenga que esperar a conocer las declaraciones de David Murcia y de Luis Guillermo Giraldo. De hecho, en el orden del día de este miércoles fue incluido el inicio formal del tercer debate.

Temas relacionados