Las lagunas en la contabilidad

Luis Guillermo Giraldo y la cúpula de DMG deberán explicar a la Fiscalía las supuestas irregularidades en la financiación de la iniciativa que busca una segunda reelección de Uribe.

Contrario a lo informado en la mañana de este martes, fue el propio Luis Guillermo Giraldo, promotor del referendo reeleccionista, quien le solicitó a la Fiscalía ser escuchado para aclarar todos los rumores y señalamientos que en los últimos días se han tejido por cuenta de la iniciativa popular. En principio la diligencia sería efectuada el próximo viernes, con el fin de darle celeridad a una investigación que tiene en ascuas el devenir político del país.

El Espectador pudo establecer que la Fiscalía ha tomado detalle del pliego de cargos que les elevó a los promotores del referendo el Consejo Nacional Electoral (CNE) por los vacíos en la contabilidad que fue soportada para relacionar los aportes que financiaron la iniciativa. Entre tanto, un perito contable culmina un detallado informe sobre el presunto cruce de cuentas entre la asociación Colombia Primero y el Cómite de Promotores del Referendo, donde una mayoría considerable de delegados pertenecían a ambas organizaciones.

De igual manera, la Fiscalía ya tiene una agenda de las entrevistas que realizará en la cárcel en los próximos días a la cúpula de DMG. En concreto, la diligencia para escuchara David Murcia Guzmán, cerebro de la intervenida firma captadora, ya fue ordenada aunque los detalles de ésta son manejados con mucho celo por el fiscal delegado ante la Corte, que tiene a cargo esta delicada investigación. Contrario a la negativa de Murcia para declarar ante el CNE, sí ha expresado que le quiere revelar a la Fiscalía lo acontecido con los supuestos dineros que les entregó a los promotores del referendo.

Paralelamente ya existen acercamientos entre el ente acusador y dos piezas fundamentales de este rompecabezas judicial: la abogada Margarita Pabón y William Suárez. En principio, Pabón le detallaría a la Fiscalía por qué en uno de los archivos de su USB personal aparece relacionado un documento de 26 páginas, elaborado a mediados de 2008, en donde se menciona en dos ocasiones la palabra “referendo”.

Por otro lado, el testimonio de Suárez cobra importancia porque, de acuerdo con las autoridades, era él quien manejaba los dineros de DMG y era el encargado de infiltrar organizaciones políticas con el fin de pasarles la cuenta de cobro tiempo después. A su vez, el segundo a bordo de la comercializadora fue quien ideó que los 1.674 cuadernillos con las más de cuatro millones de firmas del referendo fueran trasladados y custodiados por la transportadora de valores Transval Ltda., de la cual era socio junto con el empresario Jorge Berrío, hermano del actual gobernador de Bolívar, Joaco Berrío.

Más allá de las particulares irregularidades que han descubierto tanto la Fiscalía como el CNE, para el ente acusador existen una laguna que aún no termina por despejarse: en las más de 2.000 horas de grabación en poder de las autoridades no han encontrado una conversación en la que aparezca mencionado el supuesto apoyo de DMG al referendo, como sí ha ocurrido en otros casos que en los últimos meses ha indagado la justicia.

Temas relacionados