Avandia: la píldora de la discordia

La prestigiosa revista 'British Medical Journal' pidió que se retire del mercado el popular fármaco, al considerar que son mayores los riesgos que los beneficios que proporciona.

Una vez más la gran industria farmacéutica regresa al centro de la polémica médica. El turno es para la británica GlaxoSmithKline por cuenta de uno de sus productos estrellas para el tratamiento de la diabetes, avandia, recetado a millares de pacientes en el mundo y que sólo el año pasado representó ventas por 920 millones de euros.

Si bien es cierto que desde hace casi tres años las autoridades sanitarias han venido discutiendo los efectos adversos que tendría el fármaco, en especial el aumento de ataques cardíacos, esta semana los editores de la prestigiosa revista British Medical Journal se atrevieron a pedir a las autoridades británicas que retiren definitivamente el medicamento del mercado.

“No debería haber sido autorizado y debería ser retirado”, comentó Fionan Godlee, directora de la revista. En un extenso artículo firmado por una de las editoras, Deborah Cohen, se cuestiona el procedimiento por el que las autoridades sanitarias tanto en Estados Unidos (FDA, Food and Drug Administration) como en Europa (Agencia Europea de Medicamentos) otorgaron la licencia a la multinacional.

La revista, citando algunos especialistas en el tema, cuestiona “la calidad de los datos utilizados por GlaxoSmithKline para demostrar que el fármaco rosiglitazone (compuesto activo de avandia) no genera más problemas cardíacos que otros medicamentos contra la diabetes”. Se dice que desde 1999, cuando se aprobó el medicamento, existía evidencia de los riesgos que implicaba para el sistema cardiovascular.

Miembros anónimos del comité de la Agencia Europea de Medicamentos aseguraron haber recibido presiones para fallar a favor de la droga. También señala la publicación que 10 miembros del comité, de 33 expertos convocados por la FDA de Estados Unidos y que aconsejaron no retirar avandia del mercado, tendrían algún tipo de impedimento por vínculos económicos con la industria farmacéutica.

Los voceros de GlaxoSmithKline le dijeron a El Espectador que “al revisar la totalidad de la información científica continuamos considerando que el perfil de beneficio-riesgo de avandia es positivo”. Añadieron que no se pronunciarán sobre la visión de las autoridades del Reino Unido mientras el caso siga siendo objeto de análisis por parte del Comité para Productos Médicos de Uso Humano de la Agencia de Medicamentos Europea, un organismo de la Comunidad Europea. Los voceros de la multinacional recordaron que “la información de seis estudios clínicos no evidencia un incremento en el riesgo de ataque cardíaco, eventos cerebrovasculares o muerte con avandia en comparación con otros tratamientos para la diabetes”.

Martha Rodríguez, subdirectora de medicamentos y productos biológicos del Invima, aclaró que en Colombia desde 2007, cuando se emitieron las primeras alertas sobre el medicamento, se generaron advertencias al cuerpo médico y se pidió a los comercializadores del producto realizar las respectivas advertencias en la etiqueta del producto. En el país   han sido registrados 12 productos, entre ellos avandia, que tienen por compuesto activo el rosiglitazone.

“Tenemos programada una reunión de la Sala Especializada de Medicamentos para el próximo 13 de septiembre y esperamos que los miembros vuelvan a revisar el caso. Las recomendaciones que hemos hecho hasta ahora son las mismas de la FDA y la Agencia Europea: informar a los usuarios de los efectos secundarios serios y reportar cualquier síntoma con esta patología”, explicó la funcionaria.

Por su parte, el médico endocrinólogo Jorge Castillo, vicepresidente de la Asociación Diabetológica Colombiana, explicó que se trata de un medicamento cada vez menos recetado por los especialistas en el país por los posibles riesgos que entraña, pero recordó que otros estudios han demostrado que es de gran utilidad para evitar que los pacientes prediabéticos avancen a la etapa de diabéticos.

últimas noticias