'Hay que recuperar la periferia': Sergio Jaramillo

Ex viceministro de Defensa estará a cargo de la coordinación del Consejo de Seguridad Nacional, cuya creación anunció el presidente Juan Manuel Santos este fin de semana.

Ex viceministro de Defensa y de profesión filósofo, Sergio Jaramillo Caro es desde hoy el asesor del gobierno del presidente Juan Manuel Santos en materia de seguridad. Como coordinador del Consejo de Seguridad Nacional –cuya creación fue anunciada el sábado pasado por el Primer Mandatario–, será el encargado de darles una línea de coherencia a todas las acciones que emprenda el Ejecutivo en esa materia.

Un gran desafío teniendo en cuenta iniciativas como la restitución de tierras donde, según dice, hay que alinear las cosas para que avancen de manera sólida y con los menores riesgos posibles. “Eso se logra sentando en una misma mesa a todos los ministros involucrados, presentando los problemas de manera estructurada, tomando decisiones y haciéndoles seguimiento”, explica Jaramillo Caro, quien habló así con El Espectador:  

¿En qué consiste ese Consejo de Seguridad Nacional?

En muchos países la estructura de un consejo de seguridad es algo muy corriente, así como la figura de un asesor, o un alto asesor o consejero, de ese consejo y del presidente. De lo que se trata es de crear un sistema de toma de decisiones que le dé coherencia a toda la acción del Gobierno. La idea es: todos los ministerios relevantes sentados en una misma mesa, trazando políticas con el Presidente, tomando decisiones y asignando tareas.

¿Y cuál será su labor?

Además de ser el asesor del presidente Santos en temas de seguridad nacional, mi tarea es asegurar la secretaría técnica del Consejo y preparar todo lo que tiene que ver con las reuniones para que se desarrollen de manera estructurada y con la información que es. Luego, de acuerdo con lo que se vaya decidiendo, asegurar una buena coordinación al interior del Estado para sacar adelante las políticas.

¿Es un enlace entre las diferentes instancias, incluyendo las Fuerzas Militares?

Con el Ministerio de Defensa. No se trata de una figura entre el presidente Santos y el ministro Rodrigo Rivera, sino de una figura transversal. El Presidente seguirá tratando directamente con el Ministro todos los asuntos que le corresponden. Yo me ocuparé de los temas que son transversales para ayudar a coordinar las políticas.

¿Quién formará parte del Consejo?

Además del Ministro de Defensa, el presidente Santos ha mencionado a la Canciller, al Ministro del Interior y de Justicia, pero lo primero que tenemos que hacer es montar la estructura. Esto tiene que ser objeto de un decreto presidencial. Ahora, estas estructuras normalmente son flexibles y se invita al ministro o al funcionario que se crea necesario para el tema que se esté tratando.

¿Este Consejo de Seguridad hay que pensarlo hacia adentro o tendrá que ver con temas de política exterior?

El Presidente ha dicho que era un tema tanto interno como externo. Hay asuntos externos que requieren esa coordinación.

¿Se puede decir que la creación de este Consejo es respuesta al desafío que se ha planteado en cuanto a la seguridad urbana?

No. Se ha anunciado la creación de una Consejería para la Convivencia Ciudadana que se ocupará de ese tema. Yo lo pondría de otra manera: una de las consecuencias de las mejoras de la seguridad tras el gobierno del presidente Uribe es que hoy en día, para seguir avanzando, los retos son más complejos y requieren más coordinación. Piense en la consolidación, en las fronteras o en la restitución de tierras, por ejemplo.

¿Cómo analiza los recientes ataques de las Farc y el golpe dado por la Fuerza Pública este fin de semana, con la muerte de 22 guerrilleros?

La situación estratégica fundamental de las Farc no ha cambiado. Sigue siendo un movimiento que perdió la dirección, del cual siguen saliendo cada vez más mandos porque han dejado de creer en ese proyecto. De esa situación no se van a recuperar matando cobardemente a policías. Ahora hay que tomar con seriedad la situación, hay que revisar por qué se han dado esos hechos. Las Farc hoy en día no están intentando nada especial, más allá que golpecitos aquí y allá que las pongan en los periódicos. Pero hay que evitar que esos hechos ocurran y  mirar con más detenimiento el tema de las milicias, que les dan inteligencia, lo cual requiere un trabajo más cercano con la justicia y una toma de decisiones conjunta dentro del Estado. Dentro de ese Consejo, el presidente Santos puede  invitar al Fiscal General.

¿Apunta la consolidación de la seguridad a debilitar a la guerrilla para obligarla a negociar?

La consolidación es mucho más que eso. Creo que el problema histórico nuestro es una institucionalidad débil en algunas partes del territorio, que ha sido cooptada por diferentes grupos. Tenemos que adelantar la tarea de recuperar la periferia del país, independientemente de lo que pase con las Farc.

¿Cómo enfrentar el desafío de las Bacrim?

Ese es otro tema bien grueso. El Presidente es consciente de ello porque así como hemos avanzado en la lucha contra el narcotráfico, es evidente que no ha desaparecido de ninguna manera y toca pensar cómo enfrentar esas nuevas expresiones de violencia. Por eso insisto en que la solución está en montar políticas más complejas con un fuerte elemento de justicia que permita judicializar de manera efectiva y desmantelar esas estructuras.

 

últimas noticias