Camioneros entran en cese indefinido

Para la Asociación Colombiana de Camioneros, bajar el precio del combustible no es suficiente.

Cuando se creía que el anuncio del Presidente, sobre la reducción de $400 en el valor del galón de combustible, echaría para atrás la orden de paro, los camioneros señalaron que la medida es insuficiente y que existen otros problemas que aún no se han solucionado.

En consecuencia, el presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), Jorge García, ordenó el inicio del paro indefinido desde la medianoche del martes, en el que participarán unos 165 mil vehículos. En respuesta, el Gobierno emitió la resolución 1513, que les da vía libre a los automotores particulares para prestar el servicio de carga en todo el territorio nacional.

El cese se mantendrá hasta que se haga cumplir la tabla de fletes, se congele el parque automotor, se brinde financiación para el pago de deudas de los transportadores y la chatarrización uno por uno, es decir, que entre un camión por otro que salga de circulación.

Al movimiento de protesta se podrían unir Apetrans y el gremio de los taxistas; sin embargo, otras asociaciones, como Asecarga, ATC y Colfecar, dijeron que no participarán.

El ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, explicó que el paro no es razonable, porque se viene trabajando en cada uno de los temas y ha habido avances significativos.

El Gobierno gestionó ante Bancoldex y Findeter la creación de líneas de financiamiento para la reestructuración de los créditos de los transportadores por $795 mil millones, de los cuales ya se han hecho efectivos $500.000 y se trabaja en la sanción a empresas que no cumplen los fletes. 

Baja de gasolina no frenó el paro

A partir del primero de mayo el galón de la gasolina y el de diésel bajarán $400.

Luego de repetidas peticiones de gremios, senadores, transportadores, analistas e incluso del Banco de la República, para que se bajara el precio de la gasolina, el martes el presidente de la República, Álvaro Uribe, anunció la reducción de $400 en el galón de  la gasolina y el de diésel. Sin embargo, la medida fue tomada más como una decisión del Gobierno para detener el paro de los camioneros que como una respuesta al clamor colectivo.

El ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, señaló que la reducción en el precio de los combustibles obedeció al descenso creciente en el precio internacional del barril de petróleo, lo que impidió que se cumplieran las proyecciones del Gobierno, es  decir, que el barril se mantuviera entre US$56 y US$60.

Señaló que la medida se iba a tomar en junio, cuando terminaba el congelamiento del precio anunciado a comienzos de año, pero que se adelantó ante la caída del precio del petróleo, el cual se encuentra en US$45.

El funcionario explicó que  durante el primer trimestre del año se ahorraron $426 mil millones en el Fondo de Estabilización Petrolera, pero que los recursos no fueron suficientes para mantener la estabilidad de los precios.

Hoy un galón de gasolina en Bogotá cuesta $7.494, mientras que el diésel está en promedio $ 6.200, pero apartir del 1 de mayo bajarán $400 por galón.

Según el Ministro, hoy se está pagando $800 más por galón de gasolina y $280 por galón de diésel, frente al precio internacional.

Martínez recalcó que la gasolina deberá subsidiar el diésel en $120, debido a que este combustible tiene más impacto en el costo de vida y es el que más cerca está de la paridad internacional.

Martínez agregó que si el precio del crudo se sitúa entre US$56 y US$57, el precio de los combustibles en Colombia se incrementará.

Por esta razón el Ministerio de Hacienda está estudiando la posibilidad de establecer un mecanismo móvil de ajuste de precios, con el fin de evitar continuos altibajos en el precio interno.

El ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo señaló que le parece una medida que va en la dirección correcta, pero que es insuficiente para el momento en el que se encuentra la economía del país.

Por su parte  Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo, dijo que los  cálculos  indican que las diferencias con respecto al precio internacional son de $700 en gasolina y de $300 en diésel.

últimas noticias