La historia de amor de un uniformado de la ‘Operación Jaque’

El mayor Juan Carlos Bermeo y su relación con Natalia Hurtado.

Cuando cursaba 5º semestre de comunicación social y periodismo en Bogotá, hace seis años, a la hoy periodista Natalia Hurtado le pidieron hacer una crónica acerca del secuestro para su clase de televisión. Hacía unos meses el país había conocido pruebas de supervivencia de algunos de los plagiados, incluyendo una del mayor del Ejército Juan Carlos Bermeo, en la que el uniformado le recriminaba al Mono Jojoy, uno de los jefes de las Farc, por su cautiverio.

Las duras palabras de Bermeo, digno a pesar de sus cadenas, conmovieron a Natalia, generaron admiración en ella e hicieron que lo escogiera a él como protagonista de su trabajo universitario.

Aunque probablemente suene a lugar común, no es exagerado decir que desde aquel instante los corazones de ambos quedaron unidos por un lazo invisible, que se hacía evidente cada vez que Natalia escuchaba noticias de Juan Carlos en algún medio y el corazón se le aceleraba incontrolablemente.

Como se le aceleró el pasado 2 de julio cuando escuchó al entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, leer el apellido Bermeo en la lista de rescatados durante la ‘Operación Jaque’.

“Simplemente, quería conocerlo. Sentía gran admiración por él. Me conmovía profundamente su situación de único hijo varón, soltero y con casi 10 años de secuestro encima”, cuenta la periodista de 23 años, sentada en un sillón de su casa, mientras acaricia la cabecita de Valeria, su hija de tres años de edad. A su lado, su esposo desde el pasado 6 de enero, el mayor Bermeo, sonríe.

Temas relacionados

 

últimas noticias